Dormitorio pequeño a dos alturas
El espacio es uno de los problemas con los que más solemos encontrarnos cuando hablamos de la decoración del hogar. Son multitud las ideas que podemos organizar en nuestra mente, que después no podemos llevar a cabo por culpa de no disponer de los metros cuadrados necesarios para realizarlas.

Este problema es mucho mayor en los pisos de nueva construcción, que vienen tabicando en dimensiones muy reducidas y después no nos resulta nada fácil decorar, especialmente cuando hablamos de un dormitorio juvenil al que queremos colocarle todos los elementos que actualmente se consideran de primera necesidad.

Sabedores de este cada vez más habitual problema, son muchas las casas de fabricación de muebles que emplean a diseñadores que realizan verdaderas obras maestras de adaptación de habitaciones completas en muy poco espacio, otorgándole, a todas ellas, funcionalidad, confortabilidad y estética.

Como puedes ver en la fotografía que hoy te muestro, todas estas características las cumple este dormitorio juvenil tan completo y, a la vez, tan reducido. En este caso, la base original de este proyecto radica en que la cubierta de la cama extraíble cumple la función de falso suelo para el escritorio, que le da la espalda a un doble armario de buena capacidad.

Por un lado, la parte baja de la cama se aprovecha como doble cajonera, así como un cajón amplio también es lo que aparece en el escalón que lleva al escritorio. Este escritorio, a su vez, cumple todas las funciones que de él se espera, puesto que lo completan 2 cajones bajo la mesa, así como una estantería de 3 baldas a juego que nacen como una prolongación.

Fruto de este buen aprovechamiento, el joven que estudie en este dormitorio, también podrá disfrutar de una completa estantería a medida, que cubrirá el total del alto de la pared. Todo son ventajas a la hora de decorar un pequeño dormitorio que antes sólo presentaba inconvenientes.