Dormitorio principal en rojo y negro
Una de las tendencias que más ha gustado en los últimos años en la decoración del hogar es la que incluye colores tan inusuales como el rojo y el negro para ocupar la práctica totalidad de cualquier estancia. Una combinación cromática que se lleva tanto en cocinas, como en salas y salones, así como también en los dormitorios. Su éxito es tal que se está empleando incluso para decorar la habitación de los más jóvenes.

En el caso de hoy veremos un dormitorio principal en rojo y negro, un lugar en el que podrás realizar diferentes juegos con ambos tonos y donde tú decidirás la proporción que quieres darle a cada uno de ellos. El consejo generalizado es que siempre te animes a incorporar pequeños detalles en blanco para que rompan la oscuridad que resultaría si no lo empleas. A partir de ahí, detalles como el juego de edredón y cojines, cuadros, estantes y demás, jugarán siempre en esa línea cromática.

Dormitorio principal en rojo y negro
Otro detalle a tener en cuenta son los materiales, ya que de ello dependerá que la estancia se vea dotada de mayor o menor luminosidad. Hay acabados opacos y otros más brillantes, este hecho también provocará que un color como el negro consiga un efecto completamente distinto en función del material empleado. Un ejemplo es la diferencia que se puede apreciar entre cama y armario. La madera de la cama si bien es negra, su opacidad reforzada por diferentes vetas le da un tono amarronado.

Por su parte, el armario, al lucir un acabado más brillante muestra el negro más profundo y éste aun puede verse modificado según la luz que le entre en cada momento del día. Por su parte, el rojo también tiene una gama variada, aunque el más elegido para esta combinación va siempre dentro de los más vivos. En todo caso, lo que sí que debes tener en cuenta es que el rojo debe ser el mismo en todos los elementos importantes que vayas a destacar.