Dormitorio principal moderno y elegante
En contra de lo que mucha gente puede creer, los conceptos de modernidad y elegancia pueden ir perfectamente de la mano en todos los campos que puedas imaginar. Ser moderno no tiene porque llevar implícitas las estridencias ni extravagancias, así como ser elegante no significa quedar anclado en el clasicismo absoluto. El vestuario, el maquillaje, tus complementos… todo lo que te rodea puede ser moderno a la par que elegante.

Esto mismo ocurre en la decoración del hogar, de la que es necesario extraer la idea de que una vivienda elegante ha de ser anticuada, o que una moderna tiene que estar llena de elementos estrambóticos. En el caso concreto de hoy veremos un dormitorio principal moderno y elegante que te demostrará cómo ambos conceptos pueden conjugarse a la perfección. Nuevos diseños que vienen a satisfacer tus necesidades y que te ayudarán a crear un ambiente en perfecta armonía temporal.

En este dormitorio podemos ver una cama que yace junto a un moderno cabezal cuyo diseño delimita de modo muy notorio cuál es la zona reservada a las mesillas de noche. Una creación que combina dos texturas, dibujos y tamaños completamente diferentes y que a la vez resultan totalmente equilibrados y simbióticos. Un cabezal que se sale de lo convencional y que viene a demostrar que la proporción de tamaños, líneas y colorido es la base de la elegancia.

El colorido es un punto importante a destacar en este tipo de decoración. El hecho de emplear tonos burdeos, negros y grises siempre va a ser una apuesta segura para conseguir un ambiente que otorgue elegancia y buen gusto, especialmente si se muestran mínimamente degradados o veteados. Una combinación cromática que siempre agradecerá la neutralidad de las maderas claras para otorgar un toque luminoso pero no muy cargante. Esa proporción se ha tomado en su justa medida en la elección de la cómoda y las mesillas de noche.