Dormitorio vintage
Si echamos un vistazo a las últimas tendencias en decoración de interiores rápidamente incluiremos el popular estilo vintage entre una de nuestras prioridades: Esta decoración romántica, con notas de historia y con el glamour propio de nuestro siglo es una opción ideal para los hogares más elegantes.

Si quieres que tu dormitorio se convierta en un lugar para dormir como un auténtico rey, ¡no dudes en apostar por el vintage!

En realidad, decorar el dormitorio con este estilo no es tan fácil como parece, y es que hay muchas decisiones que llevarán el estilo hacia una vertiente más nostálgica u otra más moderna o elegante.

Dormitorio vintage
En este sentido, si quieres que tu dormitorio recuerde a tiempos pasados lo mejor es que apuestes por los tonos claros para la decoración así como por muebles de superficies algo decapadas que le den un aspecto algo envejecido y con historia (la tenga o no). Además, esta una manera ideal de reciclar muebles antiguos para ponerlos a la última.

Por el contrario, si quieres un vintage de lo más glamouroso deberás apostar por el contraste de los tonos más fuertes y llamativos, colores como el blanco y el negro combinados con el rosa fucsia o el violeta. En cuanto al mobiliario, las maderas lacadas en blanco o negro con brillo toman el gran protagonismo.

El mobiliario de dormitorio de este estilo se caracteriza especialmente por sus formas clásicas y elegantes así como por sus románticos trazos en estructuras de gran tamaño (especialmente el cabecero de la cama, la cómoda o el tocador, por ejemplo).

En cuanto a las paredes tendrás una gran libertad siempre y cuando escojas los tonos más coherentes con el resto de los elementos así como unas temáticas (en el caso de cuadros, vinilos o papeles pintados) apropiadas para el estilo.

No olvides tampoco los complementos (textiles o no), pues pueden acabar de dar el toque que la estancia necesita: Grandes espejos, majestuosas cortinas, lámparas de araña, colchas de calidad, almohadones, etc.