Dormitorios en forja
En el mundo de la decoración del hogar hay elementos decorativos o estancias concretas donde parece estar destinada la forja. Así, es fácil que encontremos escaleras de este material, así como barandillas y cancelas; del mismo modo, paragüeros, portarretratos, etc., también son bastante comunes en forja. Poco a poco, se ha ido incorporando a la decoración de interiores, para embellecer estancias como pueden ser los dormitorios. La evolución en su tratado, así como en su diseño, ha dejado a un lado el concepto de que la forja sólo se emplea para decorar en estilos con aire rural.

Dormitorios en forja
Como podemos ver en las fotografías, hoy es perfectamente compatible el diseño de los muebles más modernos y vanguardistas, con el tratado de la forja. De hecho, tienes una amplia gama de acabos entre los que podrás elegir: esmaltes de poliuretano, lacados al horno, oxidación mediante ácido, neutralizados y barnizados o encerados, acabados envejecidos mediante pátinas, encerado o barnizado del hierro al natural, pavonados, etc. En los dormitorios que hoy os muestro, el acabado de la 1ª fotografía es en hierro pan de plata y madera pan de plata, que está aplicado a la cama, las mesillas de noche, la cómoda, el banco y el espejo.

Este tono luce de un modo espectacular, ya que el contraste creado con el oscuro de las paredes, centra toda la atención en la labor y la presencia de la forja. Caso contrario el de la segunda imagen, donde podemos ver como un diseño más clásico, que incluye cama con dosel, se ha logrado con un acabado en hierro negro mate, y lo combinan perfectamente en una estancia blanca en techo, suelo y paredes, como blancos son también el sinfonier y las mesillas de noche. Dos ambientes diferentes, dos estilos separados por el color, pero donde ambos comparten la belleza, la nostalgia y la elegancia que, con su presencia, da la forja.