Dormitorios en negro
Si hace unos días te proponíamos decorar tu habitación dando el gran protagonismo al blanco, hoy te acercamos una idea todavía más insólita con la que desde luego no cualquiera se atrevería: un dormitorio en negro.

Sofisticado, elegante y muy contemporáneo: si éste es exactamente el estilo que buscas para tu estancia no lo dudes más, porque el negro es siempre un color de tendencia de aquellos que nunca fallan… Eso sí, ¡aprende a utilizar bien este color si no quieres convertir el espacio en una catacumba!

La base de la decoración queda más que clara: el negro, un color demasiado intenso y agresivo que debe utilizarse con cautela para no cometer errores. El primer error sería abusar de él en la decoración, por la clave está en utilizarlo de forma moderada combinándolo con otros que le den algo de vida y alegría: si los grises y blancos pueden ayudar a aportar la luz que necesita sobre paredes, mobiliario y decoración, los tonos más llamativos como rojos, fucsias o verdes (mejor para los detalles) serán ideales para dar la nota de color al espacio.

Dormitorios en negro
Los materiales y las formas del mobiliario son también muy importantes, y es que puedes escoger entre una amplísima variedad de la que dependerá el estilo final de la estancia: si buscas un estilo moderno y práctico que aporte amplitud al espacio los lacados más brillantes serán la mejor apuesta, pero si lo que quieres es una elegancia absoluta las superficies acolchadas en capitoné negro (cabecero, butacas, estructura de la cama, etc.) darán una categoría sin igual a tu estancia. Si te va la decoración en este color pero buscas un estilo más discreto, también hay un montón de muebles de líneas más lisas y sencillas en madera negra.

Un último consejo: ni se te ocurra decorar en negro en dormitorios muy pequeños, pues solo conseguirías reducir más el espacio a nivel visual y hacer que resultase algo claustrofóbico.