Dormitorios infantiles en azul y amarillo
Decorar los dormitorios infantiles en azul y amarillo es una forma atemporal de decorar estos espacios para los niños que siempre quedará bien y que a los niños y niñas les encantará. El azul y el amarillo ofrecen muchas posibilidades para poder decorar los dormitorios infantiles. Hay algunas combinaciones de colores que nunca pasan de moda y en este caso el azul y el amarillo se llevan el protagonismo.

El dúo clásico de amarillo y azul crean un ajuste decorativo perfecto. Es una combinación de colores que parece que puede mezclarse con una amplia variedad de estilos y que funciona igual de bien tanto en espacios grandes como pequeños. Son colores fabulosos cuando se combinan bien.

Dependiendo del estilo que busques, existen muchas formas diferentes de que los dormitorios infantiles en azul y amarillo queden estupendamente. Puedes combinar los colores teniendo en cuenta también los gustos e intereses de tus hijos. Además, también debes saber que son colores ideales para que un dormitorio de un niño pase al de un adolescente o al de un joven adulto.
Dormitorios infantiles en azul y amarillo

Se adapta a diferentes estilos

El amarillo y el azul es una combinación de colores que parece funcionar mejor cuando se trata de un estilo costero. Pero la realidad es que una combinación de colores elegante que va muy bien para muchos estilos, aunque no podemos negar que estos colores nos recuerdan al sol, a la arena y a las olas del mar… se puede conseguir una sensación costera combinando diferentes tonos de azul y amarillo.

Pero puedes optar por estilos divertidos añadiendo elementos modernos, náuticos, costeros o incluso industriales para asegurar que el dormitorio de tus hijos sea único y excepcional. Los tonos brillantes del color amarillo en un dormitorio moderno se pueden usar con moderación, mientras que el azul puede ser el color dominante y si lo utilizas con otros colores como el blanco, quedará espectacular.

Buscar el equilibrio entre el amarillo y el azul

Es necesario encontrar el equilibrio entre el amarillo y el azul en los dormitorios de los niños, no es algo que sea demasiado difícil. La mayoría de las personas se sienten cómodos con el uso del azul en la decoración de las estancias. Esto es así porque el azul aporta tranquilidad y serenidad y si lo combinas con amarillo se creará un entorno alegre sin que sea demasiado fuerte cuando el amarillo se utiliza como color no dominante.

Dormitorios infantiles en azul y amarillo
Ya sea que escojas la ropa de cama con color amarillo u otros elementos del dormitorio como los cojines, las cortinas, las lámparas de mesa o las alfombras… deberás asegurarte de que repites el color en otro lugar para mantener el equilibrio entre el azul como color dominante y el amarillo como secundario o no dominante.

¿Y si añadimos un poco de rojo?

Quizá te suene como que el hecho de añadir un poco de color rojo en el dormitorio de tus hijos puede ser demasiado y que haya ‘sobrecarga’ de color. Pero si se hace bien, no tiene por qué ser así en absoluto. Si añades un poco de rojo al dúo clásico del amarillo y el azul sin duda estarás logrando que exista una armonía de colores estupenda.

Dormitorios infantiles en azul y amarillo
Los tres colores funcionan perfectamente juntos cuando se utilizan de forma inteligente. El azul deberá seguir siendo el color dominante en este trío de color ya que es el color que aportará la calma y la serenidad a las emociones de los niños. Sin embargo, puedes usar el tono suave y calmante del amarillo en combinación con el color rojo que deberá estar presente en menor medida que el amarillo. Si no te gusta el rojo, entonces puedes probar a usar el naranja.