Dormitorios juveniles en tonos oscuros
En alguna ocasión hemos comentado que una de las estancias que más nos suele fascinar a la hora de decorar nuestra vivienda es la habitación infantil. Ya sea para un bebé o para un menor de corta edad, solemos encontrar gran variedad de mobiliario y demás elementos decorativos que nos resultan altamente atractivos. Por el contrario, cuando ese niño llega a la adolescencia, solemos encontrar en su cuarto uno de los primeros puntos de entendimiento entre padres e hijos.

Ahí vemos que “nuestro pequeño” empieza a querer tomar sus propias decisiones y, entre ellas, la decoración de su propio cuarto. Comienza por guardar todo lo que le recuerde su vida de infante, quizá quiera colgar posters y fotografías de sus amigos, la música aparece como un elemento de gran importancia en su vida… y poco a poco necesita crear su propio espacio, un lugar en el que pueda reflejar por completo su personalidad.

Dormitorios juveniles en tonos oscuros
En muchas ocasiones, el color es uno de los puntos más fuertes para ellos. Desean dejar atrás la infancia y con ella los azules y rosas, sintiendo especial interés por tonalidades más oscuras, como negros, grises vulcano, granas intensos, etc. Afortunadamente, a día de hoy podéis encontrar mobiliario en estas tonalidades que puedan satisfacer los gustos de los dos. La idea de que una habitación oscura encubre una personalidad también oscura y algo siniestra ya queda bastante anticuada y hasta algo ridícula.

Dormitorios juveniles en tonos oscuros
Puedes comprobarlo en las imágenes que traigo hoy, en ellas puedes ver 3 dormitorios juveniles en tonos oscuros, perfectamente equipados de manera funcional, y cuyo diseño es, además de muy práctico y moderno, de una estética que bien puede hacer que encontréis la decoración deseada por ambas partes. Cualquiera de ellos puede ser un punto de unión donde antes había un motivo de conflicto. Ahora solo te quedará pelear para que siempre lo mantenga ordenado.