Dormitorios principales modernos
A día de hoy, decorar un dormitorio es algo que da muchísimo juego, nada que ver con épocas anteriores en las que nos ocupábamos de amueblar con lo básico. Del mismo modo, todo lo que concierne a revestimientos te ofrece muchas posibilidades, dejando de lado aquel concepto de suelos y paredes que parecían venir de serie en todas las casas. De hecho, en la actualidad nos podemos encontrar con múltiples ejemplos de dormitorios principales modernos, en los que a veces los pequeños detalles son los que le dan ese toque de modernidad.

En la primera fotografía vemos un conjunto de madera que en otro entorno no llamaría especialmente la atención. En este caso, el efecto desgastado del papel pintado sobre la pared principal y el enorme cuadro que cuelga en ella, son aspectos fundamentales para crear un ambiente único. Otros detalles a destacar son el espejo situado tras la cómoda y la original lámpara que yace sobre ella. Ambos objetos además contribuyen a dar mayor sensación de amplitud.

El minimalismo

Dormitorios principales modernos
Una técnica decorativa que está teniendo mucho éxito es el minimalismo (del que ya hemos hablado en otras ocasiones). En la segunda fotografía puedes apreciar cómo crear un espacio moderno y muy personal con muy pocos elementos. Una sencilla cama a juego con las mesillas de noche y la cómoda son suficientes al aportarles detalles como la combinación de cuadros sobre una pared, o las lamparitas de noche colgantes.

El blanco

Dormitorios principales modernos
Los dormitorios blancos siguen de moda, y también lo hacen acogiéndose a las líneas minimalistas de las que hablábamos antes. En la última imagen tienes una exitosa opción basada en el monocromatismo, al cual podrás darle pequeñas pinceladas de color a través de los accesorios propios de cada época del año. Una idea que gusta mucho dada la sensación de amplitud y luminosidad que proyecta.