Dormitorios principales en negro
El negro es un color que tardó muchísimo tiempo en ser incluido en la decoración del hogar, quizá porque siempre se ha pretendido decorar la mayoría de los espacios con tonos claros que inviten al descanso, a proyectar más luminosidad y también a contribuir a un mayor efecto óptico de amplitud. Pero en los últimos años estamos asistiendo a su incursión, la cual comenzó en salones y cocinas, y hoy ya es más habitual disfrutarla también en las habitaciones.

En el caso de hoy veremos varios dormitorios en negro, una opción que no tiene por qué resultar extremadamente oscura si se acierta en la búsqueda de contrastes que logren el equilibrio perfecto. Esto se ha logrado en el ambiente que muestra la primera fotografía, en la que podemos ver que el negro es el único color que muestra todo el mobiliario, el cual destaca a la perfección sobre un marco claro que dota al conjunto de más luminosidad.

Otras ideas

Dormitorios principales en negro
En la segunda imagen vemos cómo el negro sigue siendo el protagonista absoluto, al cual se le unen pequeños retazos de nogal. Una combinación cromática que se mantiene incluso en los cojines que yacen sobre la cama. En este caso, la madera solo aparece en la cómoda, las mesillas de noche y una pequeña línea del canapé, pero el resultado final es espectacular. Gran parte de responsabilidad de que esto sea así la tiene el hecho de que estos toques diferentes forman parte de la misma pieza, y no se muestran como un añadido.

Negro y madera a partes iguales

Dormitorios principales en negro
Si la idea de un dormitorio totalmente negro o sutilmente acompañado de madera no te seduce del todo, en la tercera fotografía tienes una última opción que combina ambos a partes iguales. Personalmente me gustan más las 2 primeras ideas, pero entiendo que hay gente a la que quizá el total black aún le resulte un poco chocante.