El color azul turquesa en la decoración
Si tengo que pensar en un color que sea especial para la decoración de cualquier hogar y de cualquier estancia, sin dudarlo ni un segundo me decantaría por el bonito azul turquesa. El azul turquesa es un color que transmite calma, paz y al mismo tiempo energía y buenas sensaciones. Es un color que si quieres sentirte bien tendrás que tenerlo en tus estancias y si es en la decoración de tu dormitorio o tu salón, ¡mejor que mejor!

El azul turquesa: mucho más que un color

El color azul turquesa es mucho más que otro color y es que también es un color que aparece en piedras preciosas. Son muchos los tonos, los matices y los colores que combinan con estos colores que dan tanta alegría y regocijo sólo con mirarlos. Al igual que una piedra preciosa, el color está profundamente arraigado en la historia humana como portador de paz, armonía y felicidad duradera.

Incluso existían creencias que pensaban que la piedra turquesa era una piedra caída del cielo y que tenía la habilidad de alejar el mal y tener mejor salud. En este sentido, el color azul turquesa se ha ido adaptando a las cultura como un color lleno de energía positiva para decorar el hogar, por lo que proporciona placer y serenidad.

El color azul turquesa en la decoración

El equilibrio del azul turquesa

El azul turquesa aportará equilibrio a la decoración de tu hogar sin tener en cuenta cuál es el estilo decorativo que lo domina. El turquesa es un color perfecto para decorar durante todo el año si se sabe combinar adecuadamente. Este color aguamarino tiene muchas tonalidades que te ayudarán a escoger la tonalidad que mejor vaya contigo y con la decoración de tu hogar. No hay discusión, el color azul turquesa siempre será un color bienvenido en tu hogar. Pero, ¿cómo incorporar el color azul turquesa a la decoración de tu hogar?

En las paredes

Decorar las paredes con azul turquesa es una buena idea siempre y cuando lo sepas utilizar con acierto. Por ejemplo, si quieres pintar todas las paredes de una estancia de este color, deberás tener en cuenta que el resto de decoración tendrá que tener tonalidades claras para poder evitar la sobrecarga visual. Por ejemplo si tienes las cuatro paredes en azul turquesa lo ideal sería combinar muebles en madera clara o blanca y colores que encajen bien con el azul turquesa.

El color azul turquesa en la decoración
Aunque si piensa que las cuatro paredes pintadas en azul turquesa es demasiado, puedes probar a pintar una pared de acento en la estancia que más te guste o donde mejor te quieras sentir como por ejemplo en tu dormitorio o en salón. Una pared de acento en color azul turquesa con el resto de paredes en blanco y una buena complementación en cuanto a los muebles o los textiles, hará que la estancia sea un lugar estupendo.

En los muebles

Decorar los muebles en azul turquesa siempre será una buena idea si el fondo (las paredes) tienen un color blanco o que combine bien. Una idea excelente es añadir a la decoración un sofá en azul turquesa como un elemento de acento en la decoración del salón, o quizá una butaca de este color en el dormitorio… Pero siempre que añadas un mueble de acento de azul turquesa (aunque ocurriría lo mismo en otros colores), tendrás que añadir otro tipo de complementos en la decoración con este color como por ejemplo cojines, pequeños accesorios, la alfombra, etc.

El color azul turquesa en la decoración
¿Qué te parece el color azul turquesa para decorar tu hogar? ¿Te gusta que este color esté por todas partes o mejor en pequeñas dosis? ¿Qué es lo que te transmite exactamente? ¿Son buenas sensaciones?