El degradado, toda una tendencia de decoración
El degradado u ombre es toda una tendencia y en Interiorismos aún no habíamos hablado sobre este estilo tan interesante y con tantas posibilidades en tu decoración. Es una tendencia súper original que le dará aires nuevos a tu casa. El degradado se puede ver en diversos ámbitos como, por ejemplo, en diseño de uñas, en el pelo o en la moda. Sin embargo, hoy nos vamos a centrar en cómo aplicarlo en la decoración de la casa.

Consiste en la disminución de colores oscuros a claros y a la inversa, es decir, de los claros a los oscuros, aunque dando un toque degradado. Entre los lugares donde más puede verse este estilo, encontramos los azulejos de baños y cocinas, en el papel pintado, en los pavimentos, en la tapicería y en ropas de cama, aunque se puede trasladar a otros ámbitos con un poco de imaginación, con el fin de crear diseños espectaculares y originales que le darán un toque genial a tu hogar.

El degradado, toda una tendencia de decoración
Si estás interesado en esta tendencia, tendrás que tener muy en cuenta la combinación de los colores en la decoración de cada uno de sus elementos. El objetivo es crear un estilo de decoración único, aunque una buena combinación es muy importante.

Muchas firmas ya presentan su colecciones con la técnica del degradado, aunque tú mismo podrás aplicarlo a diferentes elementos de tu hogar de forma casera como, por ejemplo, restaurando un mueble, con centros florales, pintando las paredes… Solo es cuestión de que eches a volar tu imaginación y podrás crear estancias delicadas y con un estilo elegante y profundo aunque, eso sí, cuidando el detallismo que requiere su aplicación y la sutileza con la que debe llevarse a cabo.

¿A qué esperas para probar esta tendencia en tu propia casa?