El estilo Art Nouveau
Los últimos años han supuesto un resurgimiento de los estilos decorativos de décadas atrás… e incluso de siglos atrás.

Aunque no de forma tan radical como el vintage, el Art Nouveau es también uno de estos casos. Se trata de un estilo bastante clásico de origen inglés que surgió sobre el 1880 para mantenerse en la cumbre durante más de un siglo decorando muchísimos hogares europeos.

Hoy en día, esta recuperación llega también a nuestros hogares de manera renovada, y es que lo ‘antiguo’ se lleva. Toma nota de los grandes rasgos del estilo para crear tu propio espacio Art Nouveau.

El estilo Art Nouveau
La elegancia y el estilo señorial es su principal característica, lo que se transforma sobre el terreno en elaborados muebles de maderas exóticas y líneas muy verticales, en telas de excelente calidad y en ornamentos de vidrio y plata, por ejemplo.

De este modo, el Art Nouveau es totalmente contrario a las líneas simétricas y a los ángulos rectos, utilizando las formas naturales (de flores, cardos, plumas, etc.) como principal punto de partida del diseño.

Dado que los muebles muy posiblemente ya serán oscuros, debes procurar utilizar tonos claros en las paredes para no dar un aspecto triste y apagado a la estancia. Utiliza los neutros (blanco o beige, por ejemplo) y decóralos con algunas molduras o listones ornamentales en las paredes, lo que dará un toque muy señorial a las estancias.

El estilo Art Nouveau
Otros elementos decorativos muy populares para esta decoración son estas lámparas , que posiblemente ya habrías visto alguna vez: están hechas de cristal en colores llamativos y tienen unas formas naturales que imitan a elementos vegetales de la naturaleza como las flores y las plantas.

Aunque quizá no sea una de los diseños más habituales a día de hoy e incluso pueda parecer un estilo algo pasado de moda, podemos utilizar estos muebles para los espacios clásicos o tomar algunos de los puntos decorativos que nos interesen para nuestras estancias más kitsch.