El ‘feng-shui’ te ayuda a elegir el color de tu hogar
El color es uno de los elementos principales y más importantes a tener en cuenta en la decoración de interiores, y es que éstos no sólo inciden en la estética, sino que también lo hacen en en el estado de ánimo de las personas, en sus sensaciones, recuerdos e ideas.

Una de las técnicas más populares para ayudar a decidirse por un color u otro nos lo facilita el arte del feng-shui, en este caso, por supuesto, aplicado al interiorismo. Esta técnica, que se utiliza para muchos otros aspectos de la decoración, relaciona también cada uno de los colores con un tipo de energía, y nos puede ayudar a crear el ambiente más propicio en cada uno de los espacios.

-El rojo representa la fuerza, y aumenta la energía y confianza personales. Sin embargo, debe utilizarse de forma moderada, solamente para llamar la atención, pues la utilización en grandes espacios puede causar una sensación de sobreexcitación.

-El naranja, en cambio, proporciona vitalidad, imaginación y sabiduría, y ayuda a conseguir equilibrio emocional. Utilízalo para crear calidez en los ambientes.

-El amarillo, por su parte, representa el optimismo y la luz interior. Da alegría a los ambientes, pero cuidado: un amarillo demasiado potente puede provocar estado de nervios.

-El verde representa el equilibrio, la paz y la esperanza, por lo que ayuda a crear una atmósfera de tranquilidad en los ambientes.

-El blanco aporta paz y ayuda a crear espacios luminosos y más amplios.

-El color azul proporciona paz y serenidad, así como inspiración artística. Utilízalo en lugares para crear un ambiente relajante, pues actúa como antiestresante.

-Un poder similar tiene el color violeta, que es aconsejable utilizar en casi todos los ambientes por su capacidad de calmar al sistema nervioso.

-Finalmente, el negro ayuda a activar las buenas energías, aunque oscurece y apaga los ambientes, por lo que debes tener mucho cuidado en su utilización.

Sólo de ti depende saber adaptar cada uno de estos colores a las necesidades de cada una de las estancias de tu hogar, para conseguir crear el ambiente más propicio en cada una de ellas.