El hogar del futuro: casas inteligentes
¿Quién nos iba a decir hace algunas décadas que tendríamos en nuestros hogares televisiones de pantalla plana, teléfonos móviles con Internet incorporado, máquinas de cocina que te hacen los platos que prefieras sólo con meterles los ingredientes, luces que apenas consumieran energía, tecnología y sensores para controlar la luz de una estancia e incluso la temperatura según si hay o no personas en el interior? Yo creo que nadie, y que si nos lo hubieran dicho nos habríamos reído bastante.

La sociedad evoluciona a un ritmo vertiginoso y en cuanto al hogar se consiguen cosas impresionantes en poco tiempo, tanto es así que pienso que quizá algún día se nos acabarán las ideas para seguir evolucionando…pero en el fondo de mi ser también lo dudo porque si algo caracteriza al ser humano es de su creatividad y capacidad de innovación e invento. Y es que estoy segura que las casas inteligentes son el hogar del futuro para muchos y además no harán la vida mucho más sencilla y cómoda.

La domótica

La domótica se puede entender como el conjunto de sistemas que son capaces de automatizar una vivienda y dotar al hogar de forma parcial o total de control de energía, seguridad, bienestar, comunicación que pueden estar integradas por medios de redes de comunicación ya sean por cable o inalámbricas. Es decir el dueño de la casa podría tener el control de la vivienda tanto dentro como fuera de su casa ¡incluso a través de un smartphone!

El hogar del futuro: casas inteligentes
Los controles más habituales suelen tener que ver con la iluminación, la calefacción del hogar o aire acondicionado, cuidado de jardines, el cierre de puertas, ventanas, persianas o cortinas, electrodomésticos y cualquier aspecto que tenga que ver con poder conseguir un mayor confort dentro de la vivienda (o fuera de ella mayor tranquilidad).

Por lo tanto en las casas inteligentes se pueden conectar los dispositivos electrónicos con el hogar dándole inteligencia. Esta conexión suele conseguirse gracias a la red IP de Internet que haría que desde cualquier teléfono inteligente con conexión a Internet pueda acceder al control de la vivienda.

Ventajas de vivir en una casa inteligente

Habrán personas que prefieran vivir en casas más modestas o sin tanto avance tecnológico por el hecho de que se quita quizá humanidad y esfuerzo a los quehaceres diarios pero realmente es mucho más cómodo sobre todo para las personas que viven sin tiempo o viajan demasiado y quieren tener un buen control de su vivienda.

El hogar del futuro: casas inteligentes
Las personas que dotan su hogar de estos sistemas de control inteligentes sin duda estarán contentos de todo lo que la tecnología puede hacer por ellos para que su vida sea más cómoda, eficaz y eficiente. Tener una casa inteligente también transmite mucha seguridad y tranquilidad al saber que su casa está en pleno control y que funciona todo correctamente.

Valor elevado de vivienda

Una casa inteligente no tiene el mismo valor que una casa normal sin ningún tipo de control o automatización ya que los hogares del futuro ofrecen grandes ventajas, beneficios y prestaciones que hará que se necesiten algunas instalaciones especiales para poder tener este control, algo que sin duda encarecerá el precio final de la vivienda.

El hogar del futuro: casas inteligentes

Beneficios de las casas inteligentes

Las casas inteligentes tiene un precio mucho mayor que las casas tradicionales pero también te pueden aportar numerosos beneficios como por ejemplo:

– Ahorros importantes de energía en el hogar.

– Control y motorización de las funciones de la casa pudiendo acceder desde donde quiera mientras tenga una buena conexión.

– Control único de todos los sistemas desde un único dispositivo.

– Actualizar o modificar la instalación si las necesidades diarias o familiares cambian.

¿Qué más se puede pedir de una vivienda inteligente? ¡Todo un lujo!