Elegir la campana de la cocina
Aunque más allá del sentido funcional a veces no sabemos dar el protagonismo que merece, la campana extractora es uno de los elementos más importantes de la cocina tanto a nivel práctico como decorativo.

En el primer caso esto se debe a lo útil que resulta este aparato para alejar humos y malos olores, pero a nivel decorativo también juega un papel fundamental en el sentido que debe integrarse como parte de la decoración sin destacar para mal.

Si estás montando tu nueva cocina y necesitas algunos consejos para elegirla presta atención a lo que te contamos, ¡siempre va bien una mano amiga para decidirse!

– Dimensiones de la cocina: Serán determinantes para escoger el tipo de campana a nivel decorativo, y es que no es lo mismo tener 8 metros que 15, por ejemplo. En este sentido, mientras que en las cocinas pequeñas necesitarán campanas planas o extraíbles en las más grandes con isla central se recomienda colocar una grande colgando del techo.

– Dimensiones de la campana: Para que absorba bien debe tener una superficie como mínimo igual de ancha que la zona de cocción. No te preocupes, que en el mercado los hay adaptados a cada tipo de cocina para cumplir todas tus necesidades.

Elegir la campana de la cocina
– Diseño : Las hay ocultas tras muebles, planas, a la vista, extraíbles, minimalistas, clásicas, de acero inoxidable, vidrio o composite… Sea como sea, todas ellas cuentan en el interior con una turbina que mueve el aire, un motor que genera el movimiento o la carcasa exterior, entre otras cosas.

– Vapor y malos olores: Las campanas con salida al aire absorben malos olores y vapor a la vez devolviendo aire limpio, pero las que no son incapaces de eliminar los malos olores.

– Potencia: Tanto pasarte de mucha como pecar de poca puede tener efectos negativos, y es que o no podrá cumplir de forma objetiva con su función o hará demasiado ruido por ser de mayor capacidad.