Elegir la escalera
A pesar de que son uno de los elementos que más elegancia y glamour pueden dar al interior de nuestros hogares, las escaleras divisorias entre las plantas de nuestro hogar no acostumbran a tomar el protagonismo de nuestros interiorismos.

Sin embargo, su elección es muy importante puesto que no solamente puede influir en la estética del espacio sino también en su comodidad y funcionalidad.

En Interiorismos te dejamos algunos consejos para que no cometas errores, ¡no te los pierdas!

Ligeras a nivel físico y visual, prácticas, seguras, cómodas y estéticas a nivel visual… ¿Es pedir demasiado? Echa un vistazo a estas propuestas y escoge la que más va con tus gustos y con las necesidades de tu hogar.

– Recta: Es la tradicional, útil para todo tipo de espacios y personas en tanto que se adapta a casi todas las necesidades (peldaños más o menos anchos, mayor o menor longitud, descansillos, etc.). Además de todo puedes encontrarlas en todos los estilos, por lo que en definitiva será realmente fácil encontrar aquellas que más se adaptan a tu espacio en todos los sentidos.

Elegir la escalera
– De caracol: También conocida como helicoidal, esta tradicional escalera es ideal para ocupar poco espacio visual y hacerlo de una forma muy decorativa (puede ser preinstalada o modular). Como recordarás tienen un largo recorrido circular sin descansillos, por lo que no es muy recomendable para familias con niños pequeños o con personas mayores para los que puede resultar incómodo y peligroso.

Elegir la escalera
– Voladizas: Su impacto visual es a la vez muy discreto y extremo, y es que la estructura de acero con peldaños sin contrahuella de estas escaleras es realmente sencilla y moderna y precisamente por eso impacta; si tu espacio es muy contemporáneo, esta es tu escalera. No obstante, hay que ser muy consciente de las condiciones de seguridad y tener en cuenta que la misma cumpla con la legislación vigente en este sentido.