Elegir la grifería adecuada
El agua es un elemento básico y natural, y en nuestros hogares forma parte de nuestras vidas de un modo elemental y rutinario, tanto en cocinas como en cuartos de baño, por ello es importante elegir la grifería más adecuada teniendo en cuenta aspectos estéticos para la decoración, pero sin olvidar todas las necesidades funcionales que debemos requerirle. Estas necesidades son las primeras que debes especificar cuando acudas a locales especializados en saneamientos, ya que aspectos tan importantes como el caudal y la presión dependerán en gran medida del modelo de grifo que hayas elegido.

Para la ducha, y sobretodo si eres mujer y tienes el pelo largo, conviene un grifo con gran presión que te permita un buen aclarado, en estos momentos dispones de diversos modelos que te permiten la regulación del caudal, de modo que puedes variarlo según tus necesidades. Para el lavabo, grifos inteligentes con potenciador de chorro al colocar las manos debajo de él, ideal para ahorrar agua mientras nos enjabonamos, y son mucho más limpios, puesto que no los tocamos con restos de jabón ni agua que deje motitas.

En la cocina, piensa en lo funcional de un grifo alto, lo agradecerás cuando estés fregando una buena pila o, más aún, la bandeja del horno y demás útiles de cocina de grandes dimensiones, échale un vistazo a los modelos extraíbles, son comodísimos para que puedas ser tú quien acerque el agua a esas piezas más difíciles de encajar en el fregadero, empleando así el chorro a modo de manguera. En cuanto a los aspectos estéticos de la grifería, hay muchísimas variantes, tanto en materiales, como diseño, colorido y forma. Un montón de modelos que pueden embellecer la estancia, con el placer que da ver caer el agua a modo de cascada, modelos que harán del uso del agua un verdadero momento de relax.