Elegir la mejor cortina para cada habitación
Como ya sabes, existen diferentes tipos de cortinas en función de los mecanismos para colocarlas. Sin embargo, si quieres que queden perfectas debes ir algo más allá: debes buscar la tela, el color y el diseño de la cortina que mejor irá en cada una de tus estancias.

En general, las cortinas cortas van bien con los cuartos, cocinas, baños, ventanales pequeños y en puertas y ventanas de estilos rústicos. Las largas, en cambio, quedan más estéticas en comedores y salones.

En estas últimas estancias se suelen utilizar amplias cortinas correderas o con rieles, incluso con tapa-rollos (aquella doble cortina que cubría la parte superior). Si el diseño es minimalista, olvídate de esto y utiliza cortinas con la mayor sencillez posible.

Los dormitorios de adultos reflejan la atmósfera más íntima con telas como la seda, el satén o el raso en habitaciones de estilo clásico, mientras que en diseños contemporáneos o rústicos podremos utilizar la loneta, el algodón o el lino en diferentes tonalidades en función de la decoración del dormitorio.

En las habitaciones juveniles e infantiles el algodón es una muy buena opción, pues es de fácil lavado y de gran resistencia al calor. En cuanto a colores y diseño existe una gran libertad, puesto que en la mayoría de estas habitaciones existe una decoración multicolor que acepta casi todo tipo de ideas. Es un lugar en el que debes tender la mano a la originalidad y la imaginación; pregunta a tus hijos, pues ellos tienen que opinar también sobre su espacio.

En el baño conviene que las cortinas de ventanas y bañera combinen, lo que no significa que deban ser iguales necesariamente. En caso de que queramos utilizar la misma, asegúrate de cubrir la de la ducha con un forro o cortina interior de PVC para que no se moje.

En las cocinas más tradicionales se suelen utilizar visillos combinado con encajes, aunque hoy en día es más habitual utilizar las de loneta o algodón en decoraciones vanguardistas. Lo más importante aquí, sin embargo, es la utilidad de la cortina, por lo que debemos pensar especialmente en telas resistentes y fácilmente lavables como la loneta y el algodón.