Cómo elegir el papel pintado para la pared
El papel pintado es una de las opciones más interesantes para decorar las paredes, y es perfecto también para protegerlas. Aunque dejó de estar de moda hace muchos años porque sus diseños eran monótonos y había alternativas más interesantes, lo cierto es que hoy en día triunfa gracias a que puedes encontrar una gran variedad de diseños y texturas.

Empapelar una pared es bastante sencillo, tanto que es más complicado quitar ese papel, especialmente si lleva muchos años puesto. Lo mejor del papel pintado es que puedes ponerlo en la estancia que quieras y cubriendo lo que quieras, no es obligatorio que sea toda la superficie, puedes combinarlo mitad papel y mitad pintura, por ejemplo.

¿Cómo elegirlo?

Cómo elegir el papel pintado para la pared
No todo el papel pintado es válido para cada pared, especialmente porque cada persona tiene sus gustos y cada ambiente su estilo. Hoy me gustaría darte unos cuantos consejos para que puedas elegirlo con éxito y quede perfecto… ¡toma nota!

– Lo primero que debes tener en cuenta es que hay tres tipos de papel pintado: papel normal (el menos resistente, perfecto para zonas de poco tránsito o uso), papel vinílico (ideal para cocina y baño ya que es muy resistente a la humedad) y el papel tejido (el más resistente, perfecto para las estancias de más uso o tránsito, como el salón, el pasillo o el dormitorio).

– Si la pared tiene algún defecto que no puedas solucionar fácilmente, lo mejor es que te decantes por un papel pintado con relieve, así se notará menos. En este caso también te irán muy bien papeles acolchados, de tela o de terciopelo. Si fuera una pared con graves daños, el papel de incrusta es la mejor opción si es que no vas a repararla.

Cómo elegir el papel pintado para la pared
– Para elegir el diseño conviene también que sigas alguna regla básica decorativa. Por ejemplo, si es para empapelar una habitación pequeña, lo mejor es que utilices colores suaves y luminosos que proporcionen amplitud. Si quieres poner uno oscuro, que sea únicamente en una pared y en estancias más grandes.

– Siguiendo con los diseños, los estampados triunfan, pero debes tener en cuenta que los motivos de gran tamaño acortan visualmente la estancia, la hacen más pequeña. El papel de rayas queda muy bien pero se recomienda únicamente para una pared, y nunca mezclarlo con otro de rayas en el otro sentido, es decir, verticales y horizontales.

¿Conoces algún otro detalle que debamos tener en cuenta para elegir el papel pintado? ¡Compártelo con nosotros!