Encimeras con azulejos
¿Te has mudado de casa y tienes que reformarlo todo? ¿Estás pensando en cambiar tu cocina? Hoy te traemos una idea genial para que puedas darle un genial estilo a tu cocina. Se trata de las encimeras de cerámica que, además, tienen un montón de ventajas.

Tienes muchas opciones para decorar tu cocina y para decidir tienes que tener en cuenta multitud de factores, como la iluminación natural, el tiempo que vayas a permanecer en ella y el que dispones para mantenerla. Lo más normal es que las encimeras de cocina sean de mármol, formica, o Silestone, aunque tienes otras alternativas. El uso de alicatados en las encimeras, por ejemplo, resulta súper decorativo, sobre todo para las cocinas más rústicas. Además, son muy resistentes al calor, duraderos y fáciles de limpiar. ¿Quieres conocer esta opción un poco más?

Encimeras con azulejos
Si te decides por esta opción, tienes que saber que dispones de una gran variedad de acabados. Algunos, incluso, imitan materiales como la madera o el mármol, por lo que podrás dar a tu cocina el estilo que quieras.

Sin embargo, para este tipo de encimera tienes que tener en cuenta algunas precauciones, como evitar golpes o rozaduras, ya que podrían resultar dañadas. Por otro lado, también es importante que tengas cuidado con el vertido de productos ácidos o de agua procedente de la limpieza. Además, tiene otra desventaja: las junturas de las baldosas pueden ensuciarse y es un poco complicado limpiarlas.

Para que puedes asegurar un buen mantenimiento de la encimera, es necesario ir revisándola periódicamente para comprobar que no tenga fisuras ni grietas, erosión anormal, desplomes o la pérdida de la pasta de rejuntado. Si notas que hay algún desperfecto, deberás acudir a un profesional.

¿Qué te parece este tipo de encimera? Nosotros creemos que se trata de una opción genial para la cocina.