Encimeras para la cocina
Dentro de los elementos más importantes que puede haber en una cocina, sin duda uno de los que son clave es la encimera, ya que sobre ella trabajamos a diario para poder preparar los distintos platos que vayamos a comer. Es también muy importante para definir los espacios y separar la zona de cocción de la de preparación o la de lavado, por lo que está expuesta a cortes, impactos, cambios de temperatura y manchas de aceite, grasas y similares.

Hay una serie de requisitos imprescindibles que deben tener las encimeras, como pueden ser la durabilidad, resistencia, estética y facilidad de limpieza. Teniendo todas esas características en cuenta, los fabricantes se han encargado de desarrollar diferentes materiales para poder ofrecer una gran variedad de colores y acabados. Estos son los materiales más utilizados en las encimeras de cocina y las ventajas y desventajas de cada uno de ellos:

– Laminados: Son versátiles y económicos, además de muy resistentes a factores como pueden ser el calor, los arañazos o los golpes. Además, son muy fáciles de limpiar e impermeables. Se hacen con aglomerado de madera, virutas y capas de resina y revestidos con una lámina plástica de la que puedes elegir el color e incluso imitar acabados como la piedra o la madera.

– Mármol: El mármol es, probablemente, el más elegante y decorativo ya que puedes encontrarlo en acabados brillantes, pulidos o envejecidos y en varios colores. Si eliges este material debes saber que no puede ser expuesto a productos abrasivos o ácidos ya que perdería su brillo. Lo malo que tiene es que por su textura porosa es muy vulnerable a manchas y al desgaste con el paso del tiempo, así que tienes que ser muy constante con sus cuidados.

– Granito: Es de gran dureza, lo que le convierte en muy resistente a ácidos y golpes. Es muy parecido al mármol pero necesita menos cuidados para mantener su brillo.

– Acero inoxidable: Muy de moda en los últimos años, este material está también muy presente en muchos electrodomésticos gracias a lo bonita que resulta una cocina así al completo. Es uno de los materiales más higiénicos y el que utilizan todos los cocineros profesionales en sus lugares de trabajo. Da una imagen muy moderna y se limpia con mucha facilidad, aunque también es muy vulnerable a sapicaduras y arañazos.

– Cuarzo: El cuarzo es una de las piedras más duras y en las encimeras se utiliza en un compuesto con aglutinantes como las resinas. Son muy resistentes a las manchas, golpes y arañados y muchos modelos tienen protección antibacterias.