Enormes ventanales de nueva construcción
Que los tiempos han cambiado, es un hecho indiscutible, y que afectan a nuestro día a día, también lo es; y por ello, los más prestigiosos arquitectos, de la mano de un buen equipo de diseñadores y constructores, han hecho de las nuevas viviendas unifamiliares y/o adosados, todo un exitoso conjunto de moda, diseño, funcionalidad y confort.

En la actualidad, cuando hablamos de un chalet o de una casa similar, ya nos queda lejos aquella imagen que de niños dibujábamos en nuestros paisajes infantiles, una casita de tejado triangular, con 1 puerta y 2 ventanas… Las construcciones de hoy en día miran mucho más hacia el interior, para poder disfrutar enormemente del exterior, convirtiéndose en espacios amplios, llenos de luz y que te hacen sentir libre y poder disfrutar de la Naturaleza cada minuto del día.

Enormes ventanales de nueva construcción
Para ello, todo parte de un proyecto inicial donde unos enormes ventanales son los verdaderos protagonistas del resultado final. Unos ventanales que cubren la totalidad del ancho, del alto, y del largo, de lo que antes era una pared que te privaba de unas vistas inmejorables y que, en el mejor de los casos, siempre están orientadas al mar. Por razones obvias de seguridad e intimidad, este tipo de acristalamiento cuenta de igual modo con un blindaje de alta resistencia antirrobo, así como de unos filtros externos que impiden el que seas visto desde el exterior, permitiéndote, de este modo, llevar a cabo tus tareas familiares diarias sin ningún temor a estar siendo observado.

Hoy son dos las imágenes que he elegido para ilustrar este post, y en ambas podemos sentir la maravilla que debe ser el poder disfrutar del “run-run” del mar a primera hora del día, así como de lo reconfortante que puede llegar a ser disfrutar de una grata compañía nocturna en el mejor de los ambientes.