Errores al colocar alfombras
Hay mucha gente que no sabe apreciar la importancia de las alfombras, especialmente en esta época del año, cuando comienzan a bajar las temperaturas y el frío pasa a ser una constante en nuestro día a día. Y es que estos elementos evitan el contacto de nuestra piel con el gélido suelo, sirven para delimitar los espacios, nos protegen contra posibles caídas y proporcionan belleza, calidez y estilo.

Sin embargo, a la hora de introducir alfombras para complementar la decoración, cometemos algunos errores al colocarlas dentro del espacio. Te hablamos de algunos de los más comunes para que no los cometas nunca más.

Una alfombra demasiado pequeña

En el comedor, es importante que escojas una alfombra lo suficientemente grande para que cuando corras las sillas estas no queden en el borde. Para no equivocarte, lo mejor es que midas tu mesa y le agregues un metro más al resultado para encontrar el tamaño mínimo que necesitarás para tu alfombra.

Errores al colocar alfombras
En el salón también puedes equivocarte con el mismo aspecto. Así, lo mejor es escoger un modelo que se cubra con las patas del sofá y, si tienes una forma diferente, que destaque por tener un patrón llamativo, escoge un tamaño más pequeño o mueve los muebles para que se vea por completo.

Distancia de la pared

Otro de los fallos es colocar la alfombra muy cerca o muy lejos de la pared. En general, la alfombra no debe estar a más de medio metro de la pared ni a menos de 15 centímetros. Además, la forma debe estar centrada a algo, como a la luz del techo, puertas, pasillos, escritorios, sofás, sala…

Alfombras en el exterior

Mucha gente comete el error de no utilizar alfombras en el exterior. Sin embargo, esta pieza en tu patio, balcón o terraza te ayudará a crear un espacio más cálido y de estilo boho chic. En el mercado encontrarás diferentes opciones hechas con materiales resistentes a los exteriores. Eso sí, es recomendable guardarla dentro si llueve.