Errores comunes de decoración
Aunque siempre procuramos darte los mejores consejos para la decoración del hogar, lo cierto es que conseguir el éxito en nuestros interiorismos no solo consiste en saber qué se debe hacer sino también saber y prevenir todo aquello que no debe hacerse.

Para que te fijes absolutamente en cada detalle y no cometas errores, aquí te dejamos una buena lista con algunos de los errores más comunes en decoración. ¡Esperamos que hagas un buen uso de ella!

1. Distribución del espacio: No abarrotes la estancia con muebles, pues lo mejor es disponer de espacios amplios y luminosos en los que respirar aire fresco. Coloca siempre los muebles altos pegados a las paredes para permitir el paso de la luz y los más bajitos (sofás, mesillas, etc.) en la zona central de la estancia teniendo siempre en cuenta que el paso por la zona sea cómodo.

2. Demasiados colores: Abusar de muchos colores en combinaciones demasiado llamativas de colores es uno de los peores, y es que esta clase de licencias solo se permiten a estilos muy específicos como el Kitsch. Con un par de colores básicos (claro y oscuro) y alguno que dé la nota de color será suficiente, si bien también puedes utilizar coloridos estampados en los textiles.

3. Ventanas: Es importantísimo que cuenten con persianas y cortinas tanto en un sentido práctico como estético, y es que la ventana parecería sosa y desnuda y además no nos permitiría regular la luz en la estancia.

4. Iluminación: Las paredes oscuras, las cortinas demasiado densas y una mala distribución del mobiliario pueden hacer que la iluminación y la visibilidad en la estancia empeoren dejando espacios tristes y oscuros. Para conseguir que esté perfecta sigue los consejos anteriores.

Errores comunes de decoración
5. Cables: Los cables de los aparatos eléctricos del hogar son molestos tanto a nivel visual como práctico, y es que tropezarse con ellos puede crear un accidente. Busca algunas formas eficaces de esconderlos.

6. Exceso de ornamentación: Es el mayor de los errores, y es que no por más ostentosidad nuestro hogar se verá más bello y elegante (más bien al contrario). Escoge bien las piezas y no vayas acumulándolas con el tiempo… Ya sabes, ¡renovarse o morir!

Por último, un error y una recomendación: Las tendencias en decoración a menudo nos empujan a hacernos con los diseños más a la última para el hogar y, sin embargo, con el tiempo acabamos por aburrirnos de ellos. Precisamente por eso, lo mejor es escoger diseños más básicos que puedan trascender en el tiempo.