Errores comunes en la decoración del dormitorio
En todas las personas resulta imprescindible el descanso porque como seres vivos que somos, necesitamos descansar y reponer energías con un sueño totalmente reparador, para conseguirlo necesitaremos que el dormitorio sea la estancia de la casa que nos lo proporcione. ¿Alguna vez has estado intentando dormir y no lo has conseguir de ninguna manera? Si tú estás perfectamente y no existe ningún mal físico ni emocional, ¿has pensado que quizá sea culpa de la decoración de tu dormitorio?

Es posible que existan elementos que te perturben el sueño y no hayas caído aún en la cuenta de ello. Es posible que tengas un dormitorio con demasiado desorden, que la luz no sea la adecuada o que hayan ruidos que no te permitan conciliar el sueño para descansar. Para que una habitación sea favorecedora del descanso deberás evitar algunos errores comunes que suelen tenerse a la hora de decorar el dormitorio.

Colores

Los colores de las paredes, de la decoración, del suelo o de los muebles son muy importantes porque deben transmitirte sensaciones agradables y si esto no ocurre así puede que esto perjudique tu descanso. Utiliza colores apropiados en tus paredes para que influyan en tu descanso como el azul, el verde, el blanco, el gris o el beige son los colores excelentes para cualquier dormitorio. Vale la pena recordar que los colores oscuros y apagados deben quedar excluidos de la decoración de tu dormitorio.

Errores comunes en la decoración del dormitorio

Nuevas tecnologías

¿En tu dormitorio hay una televisión, un ordenador o sueles dejar cerca el teléfono móvil? Este error es más común de lo que te imaginas pero es que además de que pueden perjudicar tu sueño porque puedes utilizarlos en horas inadecuadas, existen estudios que aconsejan tenerlos fuera de la habitación de descanso porque afectan al descanso a causa de las ondas que transmiten.

¿Despacho en el dormitorio? ¡Ni hablar!

El lugar del trabajo no debe ser el lugar de descanso porque necesitas desconectar para poder descansar. Si tu vivienda lo permite deberás separar el área del trabajo con la de descanso, si tu habitación es pequeña puedes poner un biombo o algún tipo de separados de ambientes…tu descanso lo agradecerá.