¿Alguna vez has pensado que no te acabas de sentir cien por cien a gusto en tu hogar? Es posible eso se deba al diseño del mismo. Aunque parezca increíble, el diseño y la distribución son fundamentales para crear espacios cómodos y acogedores, así como amables visualmente. Si tu hogar no acaba de parecerse a la casa de tus sueños que tenías en mente, es el momento de corregir esos pequeños errores que nos lo impiden y de llenar a nuestra vivienda de una nueva energía renovada que te hará sentirte mucho más “en casa”.

Sólo hay que saber identificar qué es lo que no va del todo bien. Por ejemplo, la elección de colores que nos excitan o nos han cansado o el poco aprovechamiento de espacios, que nos hacen sentir como “atrapados/as”.

Error 1: La casa parece siempre desordenada

No importa que cada mañana pasemos un buen rato ordenándola: siempre parece un desastre. Objetos en todas partes, la pila de cartas sin abrir, los juguetes de los niños, los cojines que nunca están en su sitio… Obviamente, ver nuestra casa poco ordenada nos afecta emocionalmente y más de lo que pensamos -los psicólogos aseguran que hacer actividades como ver la televisión o estudiar entre el desorden nos impiden relajarnos o llegar al máximo nivel de concentración, porque la mente no está del todo a gusto: cada vez que se topa con el desorden lo anota como una tarea pendiente y eso le causa estrés.

Errores en diseño que hacen de nuestro hogar un lugar menos cómodo de lo que podría ser

Para evitar que esto ocurra, toma nota de los siguientes consejos:

Empieza por hacer una limpieza general, para ordenar cada mueble y cajón (y también los objetos a la vista) y establecer un patrón de colocación (los papeles en un cajón, los juguetes en una caja…etc)

Apuesta por muebles que ofrezcan gran espacio para el almacenaje. Como cajones grandes, muchos compartimentos… muebles compactos, pero con espacio interior que te permitan que el acto de ordenar sea siempre sencillo y apenas lleve tiempo.

Errores en diseño que hacen de nuestro hogar un lugar menos cómodo de lo que podría ser

Si te parece que hay demasiados objetos a la vista y, por tanto, tu salón o habitación se ven muy recargados, guarda los adornos o todo aquello que no uses a menudo para dar un aspecto general mucho más despejado.

Apuesta por los espacios minimalistas y sencillos, huyendo de lo barroco.

Crea unas rutinas de orden diarias. Enseña a los niños que no deben dejar los juguetes en el salón o coloca pegatinas en sus cajones para que sepan dónde guardar cada cosa una vez que acaben de jugar.

Error 2: No sacar partido a los rincones

Muchas veces los espacios demasiado pequeños nos producen estrés, incluso tristeza, pero hasta el apartamento más mínimo puede resultar espacioso si sabemos cómo aprovecharlo. Un error muy común es pasar por alto las posibilidades que nos ofrecen los rincones y esquinas de la casa. De manera muy fácil, podemos convertirlos en áreas muy funcionales y el diseño interior de todo el espacio acabará mejorando. Además, las esquinas te dan una oportunidad muy buena de crear un espacio útil y estético.

Errores en diseño que hacen de nuestro hogar un lugar menos cómodo de lo que podría ser

Aprovéchalos para poner una cómoda butaca junto a la ventana y crear tu rincón de lectura perfecta, coloca un diván vintage y conviértelo en el sitio ideal de la casa para pasar las horas escuchando música o bien haz de ese rincón el lugar de reunión que siempre habías soñado para tomar el té con tus amigos.

Errores en diseño que hacen de nuestro hogar un lugar menos cómodo de lo que podría ser

Error 3: Uso de muebles grandes, voluminosos y pesados

Un mueble de estas características se “come” todo el espacio y nos da una sensación de pesadez y de agobio que no nos hará sentirnos muy a gusto. Apuesta por más espacio diáfano en tu hogar y haz parecer a tus salones y habitaciones sitios mucho más aireados. La solución la tienes en los muebles esbeltos, delgados y con patas. El espacio adicional entre el suelo y el mueble harán a tus habitaciones parecer más luminosas y ligeras. Esto dará como resultado que pases el día con mucha más energía, además tus espacios tendrán un estilo mucho más actual.

Errores en diseño que hacen de nuestro hogar un lugar menos cómodo de lo que podría ser

Error 4: Paleta de colores desfavorecedora

Es uno de los errores más comunes y más fáciles de cometer. No hace falta que te recordemos que el color es capaz de afectar poderosamente al estado de ánimo. Tonos como el rojo pueden hacer que te sientas nervioso/a o enfadado/a, mientras el amarillo intenso puede provocar ansiedad. Hay numerosos estudios que explican por qué ocurre esto en la mente humana. Por eso, te recomendamos decantarte por una paleta de colores adecuada para que te sientas totalmente a gusto en tu hogar.

Errores en diseño que hacen de nuestro hogar un lugar menos cómodo de lo que podría ser

Si buscas sentir buenas energías, frescura y positivismo, los colores claros y luminosos resultan mejor opción que los neutros y oscuros. Lo ideal es que estos últimos los utilices sólo para acentuar y dar dinamismo al conjunto; por ejemplo, sobre marcos, pequeñas lámparas y cojines, pero dando a lo claro y brillante todo el protagonismo.

Errores en diseño que hacen de nuestro hogar un lugar menos cómodo de lo que podría ser

Error 5: Optar por espacios impersonales

A la hora de decorar una casa, a menudo copiamos el catálogo de muebles, recreamos la distribución de nuestro anterior hogar o colocamos el mobiliario de un modo totalmente convencional. Cuando diseñamos un espacio, también es necesario ser innovador y buscar la funcionalidad, pero siempre con una nota de personalidad propia. Uno de los errores más comunes se dan a la hora de comprar muebles sencillos, con poco diseño y aquellos “que tiene todo el mundo” (la opción más recurrente suelen los de Ikea) Esto hace que una casa se diferencie poco de otra y que a tu subconsciente le parezca que es un lugar que realmente no te pertenece, lo que da lugar a que te sientas frío/a y poco conectado/a con el espacio.

Errores en diseño que hacen de nuestro hogar un lugar menos cómodo de lo que podría ser

Nuestro consejo es que seas creativo y, sobre todo, que pongas tu nota distintiva al lugar en el que vives. Cada persona es diferente y peculiar y así deben ser también las viviendas. Aunque incluyas alguno de los muebles convencionales, repíntalos o conviértelos en piezas únicas, integra alguna pieza diferente y llena tu casa de láminas o fotos hechas por ti y de toques únicos de tu propia cosecha. Navegando por interiorismos.com encontrarás grandes ideas para hacerlo.

Errores en diseño que hacen de nuestro hogar un lugar menos cómodo de lo que podría ser