¿Es buena idea poner parquet en la cocina?
¿Estás pensando en reformar tu cocina? Pues seguramente ya le habrás dado vueltas a qué materiales utilizar para todas las partes que la conforman: los muebles, la encimera, las paredes, el suelo… Para este último elemento tienes un montón de opciones, a las que puedes incluirle el parquet. Sí, has leído bien. Y es que tradicionalmente los pavimentos laminados no debían ser utilizados en ambientes con elevado riesgo de humedad, como cocinas o baño, pero ahora es otra historia.

Hasta hace bien poquito, cuando reformábamos la casa y queríamos poner parquet como pavimento, escogíamos azulejo para la cocina. Aunque ya estábamos acostumbrados, lo cierto es que si esta estancia está unida al comedor u otra habitación, el cambio en el suelo puede ser muy brusco. Por eso, es importante que comencemos a tener en cuenta las nuevas soluciones que existen en el mercado.

¿Es buena idea poner parquet en la cocina?

Parquet sintético

Una de las opciones por la que puedes optar si quieres que tu cocina tenga el suelo de parquet, es por el sintético especial para zonas húmedas, un tipo de suelo que no contiene madera y, por tanto, es resistente al agua. Además, el acabado es súper bueno, pudiendo ser muy parecido al de la madera natural, con la ventaja de que pueden conseguir tonalidades muy difíciles de lograr en los suelos de madera natural. Por si estas ventajas no fueran suficientes, también hay que añadirle que se trata de un suelo que puede fregarse sin problemas y que, además, es más económico que los parquets naturales.

¿Es buena idea poner parquet en la cocina?

Parquet de madera natural

Si esta opción no te convence, también puedes optar por la madera natural. Ten en cuenta que hoy en día existen tratamientos a base de barnices especiales que pueden hacer que este material no absorba el agua. Se trata de productos que impermeabilizan la madera, cubriendo todos los poros.