Escoger el tejido de la alfombra
Dentro de muy poco el frío se convertirá en el auténtico protagonista de nuestro día a día, así que ha llegado el momento de preparar nuestro hogar para la bajada de las temperaturas característica de esta época del año.

Una de las cosas que no se nos puede olvidar de cara al invierno es colocar alguna que otra alfombra en el hogar, lo que añadirá un plus de calidez. Antes de escoger las alfombras adecuadas para tu vivienda deberás tener en cuenta diferentes factores, como el color o la habitación en las que irán destinadas. Además, deberás saber cuál es el material más recomendado para tu hogar.

Fibra acrílica

En el mercado encontrarás alfombras de diferentes materiales, como la fibra acrílica. Las alfombras realizadas con este material son más resistentes, fáciles de limpiar y precisan menos cuidados. Además, son antialérgicas, altamente resistentes a la suciedad y las manchas. Y si esto te parece poco, los últimos avances han hecho posible que su apariencia sea suave, cálida y elegante.

Escoger el tejido de la alfombra

Lana

También puedes optar por las alfombras de lana, un material eco-friendly, ignífugo, que no produce electricidad estática y que es muy resistente al deterioro y al desgaste, al tiempo que es muy suave y acogedora. Las de pelo largo son mucho más mullidas, aunque también son más difíciles de limpiar.

De piel o cuero

Por último queremos hablar de las alfombras de piel o cuero, que aportan calidez, elegancia y un aroma agradable e inconfundible. Son perfectas para todo tipo de hogares, desde las viviendas más modernas hasta las más clásicas. Además, son muy resistentes y su limpieza y cuidado es muy sencillo. De hecho, tan solo será necesario pasar el aspirador o sacudirlas para limpiar el polvo con un trapo seco. Si se manchan, se pueden limpiar con jabón neutro y un paño húmedo.