Escoger las cortinas según el estilo decorativo
Aunque existen muchos estilos y sistemas de colgado de cortinas, lo cierto es que no siempre acertamos con nuestra elección si solamente pensamos en nuestros gustos y no en el estilo decorativo general de nuestro hogar.

De hecho, cada estilo se ve especialmente favorecido o complementado con un tipo de cortinas distintas. Así, los tejidos, las texturas, las longitudes o las caídas no solamente influyen sino que también son condicionadas por el resto de la decoración.

En este sentido un punto que no se puede ignorar son las paredes, que estén tapizadas o pintadas deberán ir en armonía con el estilo y el estampado de la cortina para dar equilibrio visual al espacio.

Escoger las cortinas según el estilo decorativo
– Minimalismo: Se deben seguir las líneas que caracterizan al estilo, que son la sencillez y la ligera ornamentación. Precisamente por eso las cortinas serán livianas y lisas, a poder ser de estilo romano (que se pliegan en la parte superior) o las roller.

Escoger las cortinas según el estilo decorativo
– Rústico: Las cortinas que más van con este estilo son las más bastas, gruesas y también las que son un tanto recargadas en cuanto a estampados y también en cuanto a estilo. Las de doble capa (una neutra y sobre ella otra estampada o a color) son perfectas para este estilo.

– Clásico: Los motivos florales y naturales combinados con tonos como el granate, el verde o el azul son uno de los estilos recurrentes del clásico, donde también toman el protagonismo los volantes, los alzapaños y los bandós.

– Loft: Estos espacios pueden incluso prescindir de las cortinas, aunque si quieres preservar tu intimidad puedes colocar algunas cortinas roller o paneles japoneses de telas ligeras, claras y que fomenten la transmisión de la luz por la habitación.

– Kitsch: Escoge el tipo de cortina que quieras pero siempre en tonos o estampados muy llamativos que les den el protagonismo.

– Oriental: Lo que importa no es tanto la forma sino un estilo sencillo en el que los tonos y los materiales naturales tomen el protagonismo.

– Contemporáneo: En este caso puedes escoger entre prácticamente todos los estilos decorativos. El requisito no son las formas sino los textiles, que deben ir en consonancia con los ornamentos, los colores y el mobiliario concreto de la estancia.