Escondites secretos en tu hogar para objetos de valor
Si te vas de vacaciones y tienes objetos de valor que te gustaría ocultar pero no tienes una caja fuerte que te ayude a conseguir poner bajo llave tus objetos de valor, no te preocupes porque hay otros escondites secretos que puedes crear en tu hogar. Nadie sabrá que tienes objetos de valor en esas zonas de tu casa porque parecerán otros objetos, ¡pero estarán camuflados!

Tanto si te vas de vacaciones como si quieres ocultar cosas de valor en tu hogar de forma habitual, no te pierdas las siguientes formas sencillas e inteligentes para ocultar esos artículos. Sólo sabrás tú dónde están tus objetos de valor. ¿Quieres algunas ideas?

Libro hueco

Es un viejo truco pero sin duda muy eficaz. Seguro que alguna vez has visto un libro hueco, y aunque no hay mucho espacio en su interior es estupendo para poder guardar pequeños elementos de valor, como por ejemplo, dinero. Puedes utilizar varios libros y poner una caja de madera en la parte posterior. También puedes escoger un libro o varios (y pegarlos) y cortar con una sierra las páginas para dejarlo hueco por dentro.

Escondites secretos en tu hogar para objetos de valor
Si decides poner una caja de madera en la parte posterior de los libros cortados, entonces deberás asegurarte de que no se nota que has puesto la caja. La única manera de conseguirlo es colocando los libros en una estantería para que quede a la altura de los ojos, así nadie se dará cuenta de que detrás hay una caja de madera y quedará perfectamente oculto.

Un tesoro enterrado

Si quieres guardar dinero puedes enrollarlo y meterlo en una bolsa de plástico o en algún recipiente hermético y enterrarlo en una maceta. Para saber exactamente dónde está -sobre todo si es una maceta grande-, puedes poner justo encima algunas piedras decorativas. No hay muchos ladrones que quieran -o piensen- en escavar por todas las plantas que tienes en tu hogar.

Fondo falso en un cajón

Si tienes un cajón profundo y creas un fondo falso puede que quede demasiado evidente, pero dependerá del tamaño del cajón que esta estrategia quede bien o no. Puedes crear un par de tiras de madera y ponerlo a los lados del cajón, y poner una chapa de madera con un tamaño acorde al interior del cajón, deja de fondo unos dos o tres centímetros y será ideal para esconder dinero. Nadie sabrá que debajo de esa chapa de madera hay objetos de valor.

Escondites secretos en tu hogar para objetos de valor

En un peluche infantil

Si tu hijo tiene en su dormitorio bastantes peluches, una idea es escoger uno de todos ellos y meter en su interior los objetos de valor y ponerlo como decoración en alguna estantería. Así nadie sospechará que en el interior del peluche se encuentran los objetos de valor. Ningún ladrón se detendrá a mirar uno por uno los peluches de la habitación de un niño, y tu hijo no lo tocará, sobre todo si sabes colocarlo en una estantería alta para evitar que alcance.

Debajo de los muebles de la cocina

Debajo de todos los muebles de la cocina siempre hay como unos 10 centímetros vacíos y con unos pocos conocimientos de carpintería puedes realizar un buen escondite. Tan sólo deberás escoger el rodapié donde quieras esconder tu tesoro y hacerlo extraíble. De esta manera podrás tener un buen escondite en tu cocina y guardar dentro de cajas herméticas -para evitar que se ensucie con el polvo- todo aquello que precises esconder.

Escondites secretos en tu hogar para objetos de valor
También puedes pensar en otros lugares interesantes como: envases falsificados -botes que parecen una cosa pero no lo son-, esconder el dinero en los bolsillos de tus pantalones -dentro del armario-, en un bote de pintura -vacío y limpio-, en tuberías falsas, etc.