Espejos de baño con luz
Un espejo en el cuarto de baño resulta imprescindible no sólo porque visten y embellecen la pared y la estancia sino también por la utilidad que se le da de forma diaria. Un espejo es necesario para lavarle la cara de buena mañana, para maquillarse si eres mujer antes de salir a primera hora y estar estupenda, para mirarse cualquier aspecto del rostro, para dar amplitud al cuarto de baño y también para ofrecer mayor luminosidad. ¿Quieres saber más sobre los espejos con luz para decidirte si poner o no uno en tu lavabo?

El espejo perfecto

Para que un espejo sea perfecto debería tener siempre un detalle integrado: luz. Y si la luz es blanca mejor que mejor, puesto que además de ofrecer una luminosidad más limpia es perfecta para el maquillaje o durante la madrugada si tienes que levantarte al lavabo y encender la luz. De esta forma no será necesario que enciendas la luz central porque además de molestar a la vista si estás recién levantado/a, gasta más y encendiendo la luz integrada en el espejo podrás también ahorrar energía.

Además hay espejos con luz que incluyen un pequeño espejo con zona aumentada como si tuviera un efecto lupa que resulta perfecto para ocasiones como el afeitado, la depilación facial o el maquillaje.

Espejos de baño con luz

Espejos con luz

Hay gran variedad de espejos con luz en el mercado tanto en tiendas online como en tiendas físicas ya que son perfectos para el cuarto de baño.

Puedes encontrar espejos con focos de luz, con luz integrada, con luz blanca, con luz amarilla, con luz que salga de detrás del espejo en diferentes formas geométricas, etc…y todas ellas quedan además de muy bien en el espejo queda muy estético en el cuarto de baño y te ayudará a ahorrar energía y le encontrarás una utilidad tan práctica que ya no verás un espejo igual en un baño si no tiene luz integrada.

¿A qué esperas para acercarte a tu tienda de decoración del hogar habitual para preguntar por estos espejos con luz integrada? ¡No te arrepentirás y quedará estupendo en tu decoración!