Estanterías flotantes para tu hogar
Prácticamente todos los hogares del mundo tienen alguna estantería, ya sean pequeños apartamentos como grandes mansiones, no cabe duda de que son un elemento que encaja a la perfección en cualquier lugar. Además, resultan de mucha utilidad en todas las estancias de la casa, tanto para mantener el orden como para decorar, así que comprar alguna es una apuesta segura.

Y si hay un tipo de estantería que está muy de moda actualmente, sin duda es la flotante, que encaja perfectamente en cualquier casi todos los estilos decorativos. Además, le dan un toque muy original a la estancia en la que la ubiques, y podrás lograr una visión más bonita e innovadora del espacio al colocar en ellas lo que quieras. Las estanterías flotantes son tendencia, así que presume de ellas.

¿Cómo son?

Su principal característica, tal y como indica su nombre, es que flotan, o eso parece. Son baldas que se colocan de manera independiente, fijándose cada una de ellas a la parte de la pared que quieras. Eso hace que puedas distribuirlas como más te convenga, logrando así un espacio mucho más original y que encaje a la perfección con tus gustos y deseos.

Estanterías flotantes para tu hogar
También hay otras, mucho más novedosas, que van colgadas al techo con un cable que apenas se ve, lo que hace que realmente parezca que están flotando en donde las pongas. Estas no tienen por qué ir a la pared, al ir colgadas las puedes poner en mitad del salón, separando ambientes, lo que aportará sensaciones únicas y un estilo espectacular al a estancia.

Muy funcionales

Las estanterías flotantes son muy funcionales, al igual que cualquier otro tipo de estantería. Al tener la gran ventaja de que puedes colocar cada balda en donde quieras, puedes sacarle mucho más partido. Por ejemplo, una misma estantería la puedes repartir en diferentes estancias, aprovechando así cada espacio al máximo.

Estanterías flotantes para tu hogar
En el baño, en el salón, en el comedor, en el dormitorio… incluso en la cocina, una estantería es una pieza maravillosa que puede servirte para almacenar, decorar y ordenar. Si estás buscando una que se salga de lo convencional y le proporcione un toque diferente a la estancia en la que la vas a ubicar, apuesta por una flotante, no tengo ninguna duda de que será un gran acierto en todos los casos.