Estilo colonial en la decoración

El mundo de la decoración es muy amplio, yo diría que prácticamente infinito, ya que continuamente están saliendo nuevos conceptos y tendencias. Una de las cosas que más me gusta de la decoración es la gran variedad que hay de estilos decorativos, que te permiten poner cada espacio de una forma que te guste y lograr con eso sensaciones y acabados totalmente diferentes.

Uno de los estilos decorativos más particulares y especiales que hay es el estilo colonial, ya que con él consigues ambientes con una estética muy clara, inconfundible, que sin duda te hace ver que sus pautas están detrás. ¿Cómo se aplica el estilo colonial en la decoración? ¡Te lo cuento a continuación!

Colores

Estilo colonial en la decoración
Debemos tener claro que la decoración colonial busca las mismas sensaciones tanto en colores como en materiales, y por encima de todas destaca la naturalidad. Eso hace que los colores más adecuados sean los rojizos, marrones y cualquier tonalidad tierra en general, pero preferiblemente utilizados sobre una base de colores neutros que pueden ser gris, beige o blanco.

Materiales

En cuanto a los materiales, al tener que buscar la naturalidad parece claro que el más importante es la madera, al cual debes darle el protagonismo en todo el mobiliario. Si quieres un toque muy personal a la estancia, apuesta por madera exóticas, como las de wengué, mindi, teca o iroko.

Estilo colonial en la decoración
Los detalles en el mobiliario pueden tener otros materiales que aporten esa naturalidad, como la piedra, la forja, el vidrio templado o el acero. El complemento perfecto puede llegar con mimbre, bambú y ratán, ideales para pequeños elementos decorativos.

Complementos

Estilo colonial en la decoración
Los accesorios y complementos decorativos son más importantes en la decoración colonial que en otros estilos, por lo que debes elegirlos cuidadosamente y según marcan sus tendencias y pautas. Lo mejor es optar por complementos clásicos que tengan encanto y “pasado”, como baúles, candelabros, maletas clásicas, alfombras de fibras naturales, cortinas de lino o lámparas de forja, entre otros.

Textiles

Por último, los textiles, muy importantes en cualquier estilo decorativo. En el caso del colonial, deben aportar naturalidad, y eso lo puedes lograr con tejidos de fibras naturales. La rafia encaja también a la perfección con lo que buscamos. Para las alfombras, pueden ser de bambú o de pelo largo y abundante, siempre mejor en fibras naturales.