Estilo victoriano
Clasicismo, elegancia y sofisticación. Estas son las principales claves decorativas del estilo decorativo de inspiración victoriana, que recibe este nombre de la tendencia que surgió a mediados del siglo XIX en Inglaterra con la Reina Victoria I.

Una combinación de tendencias, culturas y ambientes se funden en esta decoración para dejar en tu hogar una mezcla de extraña elegancia y exotismo que toma como base el estilo gótico y se deja aderezar por notas orientales.

De acuerdo, es probable que a día de hoy sea más difícil decorar con este estilo que con muchos otros, y es que encontrar este tipo de muebles y decoraciones no es ahora lo más habitual.

Estilo victoriano
No obstante, en Interiorismos queremos ayudarte en lo posible y por eso te dejamos algunas de las claves de decoración de este estilo. Son las siguientes:

– Colores: Dependerá fundamentalmente de la estancia de la que se trate, aunque en general los tonos oscuros y apagados (granates, rojos, verdes, azules, etc.) predominarán en las zonas comunes mientras que los grises, rosados y los crema se utilizarán más en las estancias íntimas. Esto se aplica tanto a recubrimientos como a textiles o mobiliario, por ejemplo.

– Paredes: Pueden ir pintadas de color, aunque los papeles pintados son realmente una de las claves básicas de este estilo decorativo.

– Muebles: Cada una de las piezas está trabajadísima con una llamativa ornamentación de formas clásicas, suaves y curvas que tienen en cuenta hasta el más mínimo detalle decorativo. Los tonos más utilizados tradicionalmente eran los de las maderas más oscuras, pero hoy en día muchos apuestan por un estilo más actual escogiendo los muebles en blanco.

– Textiles: Los estampados florales y los encajes son la base de las telas, los pañuelos, las alfombras, las cortinas y hasta la ropa de cama.

– Ornamentos: Puede considerarse como una tendencia opuesta a la del actual minimalismo, y es que un espacio sin decorar resulta para el estilo victoriano un auténtico fallo. Las antigüedades en estado de conservación real o las piezas modernas de imitación son una buena idea para lograr esta decoración.