Estilos de decoración para baños
Hasta hace pocos años el cuarto de baño era un simple lugar funcional de la casa y un espacio en el que a menudo el diseño ni entraba ni salía, y que bastaba con decorar con más o menos gracia. El cambio ha sido en todos los sentidos: ahora el baño es un lugar que hay que presentar con exquisitez y buen gusto, y que se ha convertido en un lugar para el relax y el confort.

Uno de los estilos más comunes es el minimalista, aquel que emplea los muebles y accesorios básicos y deja la mayor parte del espacio libre de objetos innecesarios. En ellos encontraremos picas al aire (es decir, sin soporte debajo) de diferentes materiales como el acero inoxidable, el cristal o la tradicional cerámica blanca y pura, así como otros muebles que ocupan pequeñas superficies y dejan el máximo del espacio al descubierto.

El estilo rural crea una atmósfera de paz y de tranquilidad y un espacio en el que relajarse. Los muebles son de madera de pino o similares, y puede ser del color natural o bien estar pintados pintados a mano (los blancos son una de las últimas tendencias). Además, los materiales que se utilizan son básicamente elementos naturales como barro, terracota, azulejos, piedra, forja, etc., y objetos y telas naturales como el lino o el algodón más puro. En cuanto a colores, es frecuente utilizar verdes, ocres, arenas y tostados o azules.

Una de las últimas tendencias es un estilo clásico algo nostálgico, con unas formas que nos recuerdan a otros tiempos pero con unos materiales, colores, y formas adaptadas a los modernos diseños de hoy en día. Así, en este tipo de baños debes utilizar sofisticados muebles con pedestales, grandes espejos enmarcados con robusta madera y diseño rococó, y inodoros de cisterna alta, que crean una atmósfera de lo más glamuroso con colores blancos, negros y dorados, tonalidades que es recomendable que sigan también paredes y azulejos.

Estilos de decoración para baños
Si lo que quieres es un baño mucho más moderno y contemporáneo, te recomendamos un estilo más vanguardista. Un diseño en el que poder jugar con el color en paredes, suelo, e incluso con el color en los muebles. Los azulejos son una gran manera de dar vida al baño, pues permiten crear formas, dibujos e incluso palabras y dan un toque divertido. Eso sí, si utilizas combinaciones muy llamativas en ello, procura buscar en el resto de elementos del baño la sencillez para no crear un ambiente demasiado recargado.

Si no has utilizado azulejos en las paredes también puedes poner cuadros, pero procura que sean de motivos relacionados con el lugar en el que están, y no abuses poniendo más de uno de tamaño mediano o un par de tamaño más reducido.