Estilos decorativos para el hogar
La decisión más importante para la decoración del hogar tiene lugar mucho antes incluso de comprar la vivienda de nuestra vida: ¿Qué estilo decorativo utilizar? Esta es una cuestión difícil que nadie más que tú y tu pareja podéis decidir.

No obstante, sabemos lo que cuesta decantarse por una decoración al gusto de las dos personas de la pareja y también el enorme lío que se crea pensando en cada uno de los estilos existentes. Para facilitarte la labor hemos querido hacer una guía resumen de los principales, ¡esperamos que te sea de utilidad!

Estilos decorativos para el hogar
-Minimalista: Es una de las últimas tendencias que se vale de la regla ‘menos es más’. Las estancias minimalistas utilizarán el mobiliario y los complementos esenciales para dejar el máximo espacio libre disponible.

Estilos decorativos para el hogar
-Vanguardista: Modernidad, diseño, tecnología y sobre todo comodidad en el hogar en unos espacios en los que predomina la amplitud y la luminosidad. Los muebles y la decoración tienen un estilo sencillo y unos colores que huyen de la ostentosidad.

Estilos decorativos para el hogar
-Retro: Es esa decoración de aires nostálgicos que se vale de los colores, los estampados, el mobiliario, los complementos y hasta los electrodomésticos inspirados en las décadas de los 60 y los 70.

-Rústico: Perfecto para los hogares de montaña, este estilo se caracteriza por su marcado carácter natural, por las robustas maderas de calidad y por los ornamentos de forja o con reminiscencias campestres crean un ambiente cálido y acogedor.

Estilos decorativos para el hogar
-Shabby Chic o Vintage: Es el más glamouroso de todos. Su estilo toma las formas más clásicas (lámparas de araña, candelabros, muebles recargados, etc.) y las reinventa gracias a nuevos colores, acabados y materiales que le dan un aspecto de lo más moderno.

-Clásico o inglés: Aunque no son exactamente lo mismo, lo cierto es que el segundo formaría parte de la categoría de los estilos clásicos en los que destaca la elegancia y el estatus por encima de todo lo demás. Las señoriales estancias se caracterizan por los tonos azulones y granates y por la decoración con grandes cuadros, muebles barrocos y elegantísimas butacas.

-Estilo kitsch: Este estilo no busca la funcionalidad o la elegancia, sino una modernísima estética exageradamente ornamentada en la que se mezclan toda clase de colores llamativos, originales muebles y ornamentos de todas las procedencias.