Estilos decorativos para el jardín
La próxima semana por fin damos la bienvenida a la primavera y con ella también al buen tiempo, lo que inevitablemente nos recuerda que ahora sí se acercan esas jornadas al aire libre que tanto disfrutamos en nuestras terrazas y jardines.

En este sentido, no sólo es importante hacer de él un lugar práctico para llevar a cabo variadas actividades sino que además es fundamental trabajar decorativamente el espacio para que vaya con nuestra personalidad o con los objetivos que perseguimos en el mismo.

¿Qué estilos puedes utilizar para tu terraza o tu jardín? A continuación te dejamos algunos de los más habituales.

Estilos decorativos para el jardín
– Clásico contemporáneo: Con esta definición nos referimos a aquél estilo que utiliza los muebles con las formas más clásicas (mesas, sillas, tumbonas, etc.) aunque con un toque moderno y chic. Los muebles de brillante madera o de rafia, los cojines de tonos claros, las pérgolas y los tejidos de tonos claros son algunos de los básicos para conseguirlo.

– Minimalista: Por supuesto también es un estilo de lo más contemporáneo, aunque en este caso los muebles se reducen a la mínima expresión y adquieren formas originales que a menudo se alejan de lo que estamos acostumbrados. Los tonos blancos, negros y rojos son los más habituales mientras que el material más utilizado es el plástico.

Estilos decorativos para el jardín
– Romántico: Lo entendemos como aquél típico jardín de los pasados siglos en el que cada detalle resulta encantador. Elaborados muebles de forja o de madera envejecida, celosías decorativas, ornamentos vintage, senderos y un entorno natural alegre y colorido son algunas de las cosas que les hacen marcar la diferencia.

Estilos decorativos para el jardín
– Juvenil: Apuesta por los materiales más innovadores, por las formas más sencillas y por los colores más llamativos especialmente en combinaciones de dos o más colores.

– Sostenible: Hemos decidido convertir la práctica del reciclaje en un estilo decorativo en sí mismo, y es que a pesar de que puede fusionarse con otras tendencias modernas y juveniles constituye un estilo aparte. Butacas y mesas hechas con palés, tejidos de patchwork y cualquier objeto reciclado de forma decorativa tiene cabida en tu espacio.