Flores y plantas para el hogar
Según el feng-shui, es imprescindible decorar el hogar con flores y plantas para que la energía positiva fluya entre nuestras paredes e influya de esta manera en nuestra vida diaria.

Ya lejos de la cultura oriental, lo cierto es que tener elementos naturales como parte de la decoración es un buen recurso que embellece las estancias, les da vida y color y además sirve para refrescar el ambiente.

Puedes colocarlas en cualquier rincón que tengas libre, ya sea en ese espacio sin utilizar en la esquina de esa pared que ves tan sencilla, como centro de mesa o sobre alguna de las estanterías del mueble. Eso sí, debes buscar el equilibrio : no deberías tener tu casa sin una sola planta, pero tampoco abusar de ellas puesto que las estancias podrían quedar recargadas y con un estilo demasiado rústico si vives en la ciudad.

Busca plantas que combinen el verde intenso de las hojas con una nota de color gracias a preciosas flores. No obstante, la estética no lo es todo, pues una de las cosas más fundamentales es informarte bien de los requisitos y los cuidados de cada ejemplar para asegurarte de saber cómo mantenerla correctamente (humedad, iluminación, temperaturas, espacios…).

Las flores rojas y amarillas dan alegría a los espacios, dotándole de un movimiento y una juventud palpable en el ambiente que no consiguen muchos otros colores. Siguiendo con esto, las flores rosas son dulces, románticas y crean un apacible entorno que queda reforzado por las de tonos blancos, que dan luz y amplían los espacios del hogar (por lo que son perfectas para espacios pequeños). Si tu decoración tiene tonos dorados, las flores en color violeta aportarán un toque chic y sofisticado.