Formas de distribución de cocinas
La cocina es uno de los espacios del hogar que debemos decorar de forma más concienzuda, y es que de cada una de las elecciones que hagamos dependerá que éstas sean tan funcionales y vistosas como necesitamos.

En este sentido, la distribución de los muebles en el espacio es una de las elecciones de mayor importancia y depende no solamente de nuestros gustos sino también de las características del espacio del que disponemos.

¿Quieres conocer algunas de las formas de distribución más comunes? ¡Echa un vistazo a lo que te contamos!

- Cocinas en L: Es una de las distribuciones más comunes, pues que sirve para todo tipo de espacios (grandes, pequeños, cuadrados, alargados, etc.). El hecho de tener una intersección de por medio hace que los movimientos mientras se realizan tareas sean más ágiles y rápidos; además, de este modo dejarás más espacio visual gracias a la pared que queda libre frente al mobiliario.

Formas de distribución de cocinas
- Cocinas en U: Decorativa y funcionalmente perfectas, estas cocinas pueden permitírselas sobre todo los espacios más amplios. La cocina se establece en tres frentes con la misma forma de la letra y puede estar cerrada en un espacio cuadrado o dejar una de las ‘paredes’ laterales de mobiliario al descubierto para separar ambientes (con el comedor, por ejemplo).

- Cocina con isla: Es la soñada por todos los amantes de la cocina o de la decoración, y es que además de ser estéticamente ideales ofrecen un espacio enorme para desarrollar las tareas con tranquilidad. En cuanto a la forma, estas cocinas disponen de los tradicionales muebles junto a la pared pero añaden otro módulo individual (de distintas formas y tamaños) a apenas un par de metros.

Formas de distribución de cocinas
- En frentes paralelos: El mobiliario se establece en dos paredes opuestas para permitir aprovechar al máximo el espacio. Coloca las zonas de trabajo hacia el final para evitar el efecto túnel.

- En línea: Sencillas y funcionales, estas cocinas de una sola pieza sobre la pared disponen solamente de lo indispensable. Suelen utilizarse para las cocinas más pequeñas o para los espacios amplios en los que encontramos cocina y salón integrados.

- Con península: Similar a la de isla, esta cocina distribuye la cocina en línea en dos frentes dado que surge de ellas como una península en el espacio central de la cocina. Aunque es visualmente preciosa, esta distribución puede resultar poco práctica e incluso incómoda puesto que obliga a desplazarse continuamente de un espacio al otro.