Formas diferentes de usar el papel pintado
El papel pintado es un recurso decorativo que está muy bien para poder actualizar cualquiera de tus estancias. Hay tantos modelos y diseños en el mercado actual que tienes un gran abanico de oportunidades. Es una excelente manera para dar vida a una habitación. La variedad de colores, los diseños y las texturas son prácticamente ilimitadas. Es una gran alternativa para la pintura y además, podrás cambiarlo por otro cuando te canses de verlo y quieras ver otro.

Este elemento puede darte la sensación de tener “una casa recién pintada” pero sin utilizar nada de pintura, y lo mejor que te puede durar semanas y semanas en perfecto estado. Lo que más me gusta del papel pintado es que no sólo es ideal para las personas creativas, sino que lo es para cualquier persona que quiera un pequeño cambio en alguna de sus estancias. Es una herramienta muy versátil que te puede ayudar a tener infinidad de proyectos. ¿Quieres algunas ideas?

Es una estantería

El papel pintado de un color brillante o un patrón llamativo en el panel posterior de una vieja estantería transformará este mueble por completo y parecerá que es una estantería totalmente diferente a la que estabas acostumbrado/a a ver. Lo ideal es escoger un fondo de pantalla que coincida con tu decoración actual, algo que contraste y que te gusta verlo cada día. Escoge un papel pintado que encaje con la decoración pero que al mismo tiempo le aporte gran personalidad.

Formas diferentes de usar el papel pintado

Las puertas de un armario

Si te ha gustado mucho un diseño de papel pintado pero crees que es demasiado para empapelar tus paredes… entonces puedes empapelar las puertas de tu armario. Es tan fácil como pegarlo en las puertas de tu armario y te darás cuenta como de repente habrás conseguido crear un armario diferente, con personalidad y que aportará a tu dormitorio un diseño excelente. ¡No te cansarás de mirarlo! Y si te cansas de mirarlo, no te preocupes porque podrás cambiarlo por otro o quitarlo en un abrir y cerrar de ojos.

En el techo

Si el color de tus paredes te gusta mucho pero también te gusta un papel pintado y no sabes dónde colocarlo… ¿has pensado en ponerlo en el techo? Puedes ser muy creativo y usar el techo para engalanar tu dormitorio. Sobre todo si tienes un dormitorio con ángulos arquitectónicos únicos, puedes pegar el mismo patrón o buscar otro diferente para las diferentes zonas de tu techo… ¡tú eliges!

Formas diferentes de usar el papel pintado

La parte inferior de la escalera

Si tienes una escalera donde se ve la parte inferior y la tienes por ejemplo, en color blanco, ¿por qué no decorar este espacio para dar personalidad a tus escaleras? Es un lugar ideal para las imágenes, los patrones o el estilo que más te guste. Y si quieres agregar un poco de textura, ¡aún mejor! Elige un papel pinado con un motivo que realmente te guste y puedas mirar con alegría cada día.

Detrás de la cama

Podrías utilizar el papel pintado para poder decorar la parte de detrás del cabecero de la cama. Así, si tienes una estancia pequeña podrás tener esta parte bien decorada sin necesidad de ocupar más espacio del necesario, ¡no hace falta que tengas cabeceros demasiado voluminosos! Creando la ilusión de un cabecero con el papel pintado podrás conseguir grandes resultados.

Formas diferentes de usar el papel pintado

En las puertas

Las puertas también son buenas ideas para poder decorar con papel pintado, ¡las personalizarás totalmente! Escoge el patrón que más te guste para disfrutar de unas puertas totalmente diferentes.

Estas son algunos consejos para decorar con papel pintado, pero quizá después de leer este artículo, ¡te has inspirado con más ideas estupendas!