Formas originales para colgar cuadros
A pesar de que otros ornamentos como los vinilos, los relojes o los espejos a menudo intentan quitarles terreno, los cuadros son el elemento de decoración por excelencia para las paredes.

Sin embargo, el hecho de colocarlos siempre con las mismas formas y estructuras comienza ya a resultar demasiado monótono, común y aburrido para algunos… ¿cómo innovar a la hora de colgar los cuadros en nuestras estancias? A continuación te dejamos algunas originales ideas que probablemente no te hubiesen venido en mente.

Formas originales para colgar cuadros
– Mosaico: Es una de las técnicas más a la última y consiste básicamente en combinar cuadros de distintas formas, diseños, colores, tamaños y direcciones (vertical u horizontal) en un mismo espacio como si de un puzle se tratase. Si quieres un aspecto moderno y desenfadado busca la variedad entre las molduras y los colores, pero si lo tuyo es la elegancia procura mantener la misma línea de estilo tanto en marcos como en fotografías.

– Esquina: Cualquiera de esas esquinas (hacia fuera o hacia dentro) a las que creías que nunca podrías sacar partido puede convertirse en un excelente lugar para ubicar tus cuadros, idea que de hecho se ha convertido en una de las últimas tendencias. Procura que todos los cuadros tengan cierta similitud estilística: todos con marco o sin él, materiales similares, sólo fotografías, ilustraciones o pinturas, etc.

Formas originales para colgar cuadros
– Rincón: ¿Acostumbrada a colocar los cuadros centrados en la pared? Olvídate de esto y rompe con las normas colocando algunos de tus cuadros en una de las de la pared (izquierda o derecha) como si se hubiesen desplazado de su ubicación ‘natural’.

– Escaleras: Es una de las ideas más curiosas que hemos encontrado en la red. Consiste en colocar cuadros del mismo tamaño y estilo en el espacio inferior en zigzag que forman las escaleras tal y como puedes apreciar en la imagen superior.

Para acabar, si eres algo perezoso y además te gusta seguir las tendencias este año tienes la excusa perfecta para evitar todo lo anterior, pues una de las últimas modas es apoyar los cuadros en muebles o suelo para que descansen sobre las paredes… ¡así te evitas colgarlos!