Formas de utilizar el verde menta en tu decoración
El verde menta es un color que a todo el mundo le gusta (o a casi todo el mundo). Es un color en tonalidad pastel que aporta luminosidad allá donde va y que además, te aportará también un atractivo decorativo extra en tu hogar. Pero, ¿cómo se puede utilizar este color tan bonito en tu decoración para poder disfrutarlo al máximo? A veces, son los pequeños detalles los que marcan la diferencia.

No importa cuál es tu estilo decorativo porque seguro que si te gusta el color verde menta, entonces encontrarás la forma de poder incluirlo en tu decoración. No te arrepentirás de hacerlo porque es un color que también te aportará buenas sensaciones con tan sólo mirarlo. Es un color lleno de frescor que no te dejará indiferente. ¿Quieres algunos consejos para aprender a utilizar el verde menta en tu decoración?

En las paredes

Por supuesto, el verde menta es un color ideal para pintar las paredes o para usarlo con el papel pintado en la pared que prefieras. Puedes pintar todas las paredes de una estancia o escoger una pared de acento para que destaque aún más este maravilloso color. Aunque claro, para que el verde menta destaque y te cree una buena sensación, es necesario que el resto de las paredes sean de color blanco, ¡entonces quedará de maravilla!

Formas de utilizar el verde menta en tu decoración

Sillas y sofás

Otra forma de utilizar el verde en tu decoración es usarlo en las sillas y en los sofás. Es un color tan agradable que quedará muy bien en el salón y además podrás conseguir sentir la relajación que tanto necesitas cada día. Si escoges decorar tus sillas y sofás con este color tan bonito como es el color verde menta, no olvides decorar el salón con colores afines como el blanco, el rosa, el amarillo o el color oro.

Alfombras

Las alfombras son una pieza decorativa que no puede faltar en ninguna estancia, sobre todo en aquellas donde quieras sentir un gran confort y una buena sensación acogedora. Las alfombras además de ser decorativas también son muy prácticas ya que podrás andar descalzo/a sobre ellas sin preocupaciones.

Formas de utilizar el verde menta en tu decoración
Una alfombra en color verde menta es un color estupendo para decorar en forma de acento. Las alfombras son estupendas piezas decorativas de acento. Lo bueno que en la actualidad existen muchos tipos de diseños en el mercado, tanto en tiendas online como en tiendas físicas, así que estoy segura que podrás encontrar la alfombra en color verde menta que más te guste para tu hogar.

Los muebles de la cocina

Una cocina amplia y luminosa es todo un regalo, y si te gusta el blanco, el negro y el amarillo para la decoración de esta estancia, entonces decorar los muebles y gabinetes en color verde menta será toda una apuesta segura para conseguir que sea un espacio acogedor y lleno de alegría. Si ya te gustaba cocinar antes, cuando tengas tus gabinetes de cocina en color verde menta, ¡no querrás salir de esta estancia! La sensación de bienestar que te transmitirá será estupenda.

Ropa de cama

Si tienes una habitación donde predomina el blanco, entonces la ropa de cama en color verde menta será todo un acierto. Será un color ideal para poder aportar la serenidad y la calma que tanto se necesita para ir a dormir y tener sueños profundos para recuperarse del día estresado para comenzar una mañana con gran energía.

Formas de utilizar el verde menta en tu decoración

Muebles y accesorios

Si quieres que el verde menta esté presente en tu hogar pero que tan sólo esté en forma de acento, entonces no dudes en incorporar este color para muebles como armarios, mesas auxiliares o tocadores. También puedes utilizarlo para otros elementos como macetas o jarrones… ¡quedará espectacular!