Ganar espacio y luminosidad
Independientemente de los metros cuadrados hábiles que tengamos en nuestro piso, lo que está claro es que cada vez nos gusta más sentir que estamos en un espacio amplio y luminoso. Actualmente se hacen viviendas de nueva construcción o reformas importantes, en las que apenas hay tabiques, lo que conocemos como loft.

El inicio viene del concepto anterior de cocina americana, aquella en que compartes la cocina con el comedor sin ninguna pared. Esta opción no agrada a todo el mundo, bien sea por problemas de olores o por ser zonas menos cálidas. Si estás pensando en hacer una pequeña obra para ampliar tu cocina y mantenerla aislada del comedor, puedes recurrir a sustituir el tabique que separa ambas estancias por una puerta corredera de cristal; la luz que obtienes es real, y el efecto óptico es de mayor amplitud y resulta más confortable. Esta obra te permite conservar al 100% el mismo suelo y paredes que tenías anteriormente, ya que la puerta acristalada delimita los dos ambientes. Importante es que sepas que la fabricación de estas puertas de cristal con fijo y guía llevan un sistema de seguridad que evita que la hoja pueda descolgarse.

El salón es otra zona en la que nos gusta sentirnos en amplitud. Si tienes terraza o balcón, puedes convertir ese tabique en ventanal si no quieres meterte a unir los dos espacios. En cualquier caso, si quieres ganar luz en esta estancia lo mejor es optar por los estores, concretamente los de screen. El screen es un tejido de poliéster recubierto de PVC que permite que entre el máximo de luz y filtra los rayos solares, algo estupendo para evitar los reflejos en la pantalla del ordenador y del televisor, además evita que las telas y muebles de tu salón se vayan decolorando. Si te gusta acompañar los estores con caídas, opta por el lino, las mejores para que tu día a día esté lleno de luz.