Grifos electrónicos
La domótica está a la orden del día, sistemas electrónicos que suponen una revolución en todos los hogares y permiten que la vida de quienes allí estén sea mucho más fácil. Además, con cualquiera de ellos se ahorra energía, ya que puedes controlar con todo detalle su tiempo de uso para sacarle el mayor partido a tu hogar sin que el consumo sea elevado.

Entre las muchas instalaciones domóticas que se pueden hacer, hoy me gustaría centrarme en los grifos electrónicos, sin duda todo un avance en el sector y una tecnología que te ofrece muchos beneficios. Entre ellos, que si vas con las manos sucias no lo mancharás al abrirlo porque no tendrás que tocarlo, y eso te permitirá que la tarea que estés haciendo puedas llevarla a cabo más rápidamente.

Principales ventajas

Los grifos electrónicos tienen un sensor incorporado que hace que el caudal del agua se accione cuando detecta que tus manos están debajo de él. Gracias a esta ventaja, no tendrás que limpiarlo tanto, ya que al no tocarlo con las manos sucias es obvio que no se manchará tanto como en el caso de que sí lo tuvieras que hacer. Grifos con esta característica son muy comunes en restaurantes, centros comerciales, hoteles y, en definitiva, lugares donde el tránsito de personas es muy alto.

Otra gran ventaja es que puedes regular el caudal que quieres que caiga, además de la temperatura exacta en la que debe salir el agua. Estos ya son más modernos que los primeros que se fabricaron, y suelen incorporar una pantalla táctil para que puedas configurar todo lo que desees, ya sea de manera predeterminada o cada vez que vayas a utilizarlo.

Grifos electrónicos
Estos grifos son inteligentes y no permiten salir mucha cantidad de agua de forma continuada sin que haya que accionarlo nuevamente o pasar las manos por debajo. Es una excelente ventaja porque reduce el riesgo de que pueda haber una inundación al olvidarte de cerrarlo o programarlo mal para su activación. De todas formas, si lo que quieres es llenar el fregadero, el lavabo o la bañera, tiene un sistema manual que te permitirá hacerlo sin problema.

El sistema manual está pensado para cuando hay un fallo eléctrico en casa, así podrás seguir utilizándolo. Hay grifos que son con pilas, e incorporan también el sistema manual para que no tengas problema si se han terminado y no tienes repuesto.