Guía para amueblar un piso con poco presupuesto

Ya tenemos el piso o apartamento de nuestros sueños y ahora nos toca amueblarlo. La obligación de invertir un presupuesto de cuatro cifras en vestirlo de forma funcional, elegante y bonita ya es cosa del pasado. En este post, te mostramos unos sencillos pasos a seguir amueblar tu vivienda por un coste mínimo.

Guía para amueblar un piso con poco presupuesto

Reutilizar muebles de amigos y conocidos

Si conservar muebles u objetos de tu antiguo apartamento, ya tendrás una importante parte ganada, pero si no es así no te preocupes. Antes de comenzar a equiparlo, contacta con todos tus conocidos para si hay algún mueble o electrodoméstico que ya no usen, esté almacenando polvo en el trastero o del que tengan previsto deshacerse muy pronto. Mucha gente agradecerá que te lo lleves y dejes un apreciado espacio en sus hogares. No se trata de recolectar trastos no te gusten o muebles que no casen con el estilo que pensado para tu nuevo hogar, pero piensa que hay muchas posibilidades de que encuentres cosas que resulten perfectas para ti. Además, no olvides que una mesa o una silla, por ejemplo, pueden ser fácilmente restauradas y cambiar radicalmente con una mano de pintura o un tapizado resultón. Incluso en el desván de tus padres podemos encontrar grandes reliquias.

Guía para amueblar un piso con poco presupuesto

Haz una lista de los muebles más importantes

¿Quién ha dicho que es necesario comprarlo todo de una sola vez? Puedes comenzar amueblando la base de la casa y, después, permitiéndote el resto de los muebles y electrodomésticos según vayan pasando los meses. En ese tiempo, seguramente hayas encontrado muebles regalados o de segunda mano perfectos para tu hogar.

Guía para amueblar un piso con poco presupuesto

Por ejemplo, en el dormitorio principal serían necesarios la cama, en la que no se debe escatimar para que sea elegante y, todo, muy cómoda; un escritorio y su armario. Con el tiempo, puedes ir integrando espejos, una cómoda, una butaca o muebles adicionales para almacenar calzado o ropa. Ocurre lo mismo con el salón, en el que un sofá, una mesa de centro y la mesa de comedor, junto con el mueble de la televisión, si la tienes, sería lo más urgente. En la cocina, podemos vivir con nevera y lavadora e ir incorporando electrodomésticos como el lavaplatos un poco más tarde.

Guía para amueblar un piso con poco presupuesto

La lista de tu presupuesto será mucho menor una vez que hayamos eliminado de ella los muebles menos urgentes. Además, así ganarás tiempo para una decoración más personalizada, para elegir tus láminas favoritas y, sobre todo, decidir mejor el tipo de estilo que deseas para tu casa. Recuerda que esta primera compra básica es importante porque estos muebles determinarán el estilo y los colores de las habitaciones.

Guía para amueblar un piso con poco presupuesto

Planifica y distribuye el espacio

Al igual que, muchas veces, elaborar un menú y apuntar los ingredientes del mismo disminuye el costo total de la cesta de la compra, lo mismo ocurre con la decoración del hogar. Antes de empezar el proceso de adquisición, hazte una idea de cómo te gustaría distribuir el espacio y qué tipo de muebles darían ese toque funcional y distintivo que siempre has soñado. Puedes hacerlo manualmente, midiendo el espacio total y usando las medidas estándar aproximadas de un escritorio o una cama; o bien puedes aprovecharte de las posibilidades que ofrecen muchas webs de Internet, que te permiten introducir tus medidas y entretenerte probando diversos diseños. ¡De esta manera, sabrás que no te equivocas y que el resultado final te dejará totalmente satisfecho/a!

Guía para amueblar un piso con poco presupuesto

No olvides las tiendas de segunda mano

En el proceso de amueblado de una casa, es una buena idea pasarse a ver las tiendas de segunda mano para ahorrar muchísimo en el presupuesto final. No es necesario que lo compres todo allí, pero sí que puedes encontrar interesantes mesitas auxiliares, sillas, miles de estanterías de todo tipo, incluso vajillas o electrodomésticos, como tostadoras o hervidoras de agua. Haz una selección de las tiendas de segunda manos más populares de tu localidad y pasa una tarde ojeándolas, ¡seguro que encuentras más de una sorpresa! Además, como hemos dicho antes, puedes fácilmente restaurar muebles lijándolos, limpiándolos tú mismo/a, dándoles una capa de pintura que los hagan parecer como nuevos o empapelándolos. Si te gusta el estilo vintage, este tipo de tiendas te darán una oportunidad de oro para adquirir muebles antiguos que vestirán genial tus habitaciones.

Guía para amueblar un piso con poco presupuesto

¿Qué vende o regala la gente?

En la era de las tecnologías y las redes sociales, ya no tienes ni siquiera que ir buscando a ciegas en las mencionadas tiendas de segunda mano. Páginas como segundamano.com o craiglist te brindarán la oportunidad de ver, desde la comodidad de tu casa, qué tipo de muebles, electrodomésticos y objetos vende o regala la gente. Los precios suelen ser muy bajos y hay gente que está a punto de mudarse y lo único que necesita es que alguien le quite la tarea de llevarlo a un punto adecuado, por lo que os estaréis haciendo un favor mutuo. Te sorprendería saber la cantidad de muebles elegantes y bonitos (y a menudo casi nuevos) que se regalan. Si tienes coche o alguien puede ayudarte, esta solución será perfecta porque podrás amueblar casi la totalidad de su apartamento con un presupuesto bajísimo. No olvides llevar contigo un destornillador, en el caso de los muebles desmontables o contratar los servicios de un conductor de furgonetas por hora si éstos son muy pesados; para ello te recomendamos concertar varias citas para muebles diversos en la misma tarde. Puede parecer una tarea muy pesada, pero con organización no lo es tanto y te estarás ahorrando una cantidad sorprendente de dinero.

Guía para amueblar un piso con poco presupuesto

Como curiosidad os diré que una de mis amigas se propuso amueblar el apartamento con coste cero -partiendo de cuatro o cinco muebles básicos que ya tenía-. Envió muchos e-mails y tuvo que hacer algunos viajes, pero os aseguro que el piso le ha quedado muy bonito y confortable, ¡y tiene casi de todo! Muchos de sus muebles tienen un diseño mucho más original y exclusivo que aquellos de la tienda sueca que todos conocemos.

Guía para amueblar un piso con poco presupuesto

Guía para amueblar un piso con poco presupuesto

Menaje y accesorios

Una vez que tenemos todos los muebles necesarios, hay que adquirir el menaje. Es decir, vajillas, toallas, ropa de cama, cojines… Puede que este espacio no te interese porque es muy probable que ya tengas muchas de estas cosas, pero siempre hacen falta algunas más. Hay muchas tiendas especializadas que venden muchísimas monerías en este campo, pero lo cierto es que IKEA o tiendas como Primark ofrecen muchas facilidades económicas en este caso (platos, vasos, paños de cocina, ollas y sartenes…). Con el tiempo, tu colección irá ampliando a medida que lo necesites.

Apuesta por las habitaciones espaciosas y poco recargadas

¿Quién dijo que es necesario integrar muchos muebles en una vivienda para que parezca bien decorada? Los espacios casi diáfanos, con mucho espacio entre mueble y mueble, los hacen parecer más desahogados, ordenados, nuevos y luminosos. Tampoco es necesario adornar en exceso, solo con algunos pequeños toques podemos crear un espacio precioso, elegante y muy simple al mismo tiempo.

Guía para amueblar un piso con poco presupuesto

Adorna con coste cero de la forma más personal

Una vez equipada nuestra nueva casa con todo lo básico, vamos a impregnarla de nosotros, personalizarla y adornarla a un tiempo. Esto es, eliminar la fría desnudez de las paredes y convertirla, en definitiva, en nuestro hogar. Para esto tenemos varias e interesantes propuestas a un coste mínimo que harán de tu vivienda un espacio delicioso y más tuyo que ninguno.

– Fotografías personales:

Más que gastarte un dineral en un cuadro que al final ni vas a mirar, puedes vestir las paredes con fotografías de tus viajes, retratos artísticos de tus seres queridos, o incluso hacer una selección de tus mejores fotos de Instagram y colocarlas sin marco creando una composición de 4 x 4 (o tan grande como desees) en esa pared que parece tan vacía.

Guía para amueblar un piso con poco presupuesto

– Imprime tus propias láminas.

Consigue varios diseños que te gustaría tener en tu casa (una réplica de un cuadro desconocido abstracto, juegos visuales con palabras, mapas creados por lunares…) y que combinen con el diseño elegido e imprime grandes pósters o láminas de gran tamaño para vestir por poco dinero tus paredes.

Guía para amueblar un piso con poco presupuesto

Guía para amueblar un piso con poco presupuesto

– Da un toque joven y colorido con el washi-tape

Esa cinta adhesiva de colores y cenefas resulta perfecta para adornar pequeños detalles del hogar. Desde el interruptor de la luz, hasta lámparas, marcos o tarros podrán ser adornados con el diseño que más te guste.

Guía para amueblar un piso con poco presupuesto

Guía para amueblar un piso con poco presupuesto

– Los útiles vinilos

Una forma barata de vestir las paredes, los armarios, los electrodomésticos, muebles y suelos, ¡incluso la mampara de la ducha! Podrás poner dibujos, palabras o cualquier composición que te inspire.

Guía para amueblar un piso con poco presupuesto

– Composiciones en papel

Por ejemplo, flores, mariposas o incluso círculos de diversos colores son una decoración -aunque temporal- de bajo coste que te sacará del paso.

Guía para amueblar un piso con poco presupuesto

– Plantas y flores de temporada

Adornan la casa más como ninguna otra cosa y la dan un toque fresco y natural.

Guía para amueblar un piso con poco presupuesto

– Velas aromáticas de colores

Pocas cosas tan baratas adornan tanto como las velas aromáticas en diferentes colores, tamaños y longitudes. Quedarán perfectas en el salón, en el dormitorio, en el recibidor y, por supuesto, en los baños.

Guía para amueblar un piso con poco presupuesto

– Reutiliza tarros y jarrones

Seguramente te es muy sencillo conseguir tarros o los típicos jarrones de cristal sin ninguna gracia estética. Puedes personalizarlos de formas muy particulares: por ejemplo, creando cenefas, rayas y lunares sobre ellos con rotuladores dorado y negro especial para cristales, rellenándolos de vistosas capas de sal de colores o simplemente llenándolos de arena, tierra, pequeñas rocas, piedras de río, conchas, ramas y todos los productos de la naturaleza que puedas recolectar. ¡Incluso uno lleno de canicas, gominolas o frutos secos te servirá perfecto como adorno!

Guía para amueblar un piso con poco presupuesto

Reinventa

Muchas veces el gusto en decoración no trata de las cosas que haya, sino de cómo las distribuyamos. Por ejemplo, dos viejas maletas se pueden convertir en una preciosa mesa auxiliar para el salón, varias cajas de colores de diferentes tamaños pueden ser nuestra mesita de noche o el viejo baúl heredado de tu abuela, con unos cojines, puede convertirse en un bonito sillón para tomar café.

Guía para amueblar un piso con poco presupuesto

Alterna muebles típicos con elementos originales

Si queremos amueblar con bajo coste, es normal que algunos de nuestros muebles sean de lo más típico y convencional, pero romperemos ese aspecto tan común de nuestro hogar alternándolos con los muebles más originales que hayamos podido adquirir en nuestra colección. A veces, una planta, una lámpara, una mecedora o una estantería puede marcar la diferencia. si olvidar pequeños detalles, como un juego de té, las toallas del baño o la cortina de la ducha, o simplemente un salero y un pimentero originales.

Si no podemos permitirnos un mueble de diseño del mercado, innovaremos en pequeñas cosas. Por ejemplo, adornando las pantallas de las lámparas con monedas de cobre, conchas o todo lo que se te ocurra. También, en pequeños elementos, como en los estantes (los hay muy baratos o de segunda mano de formas sinuosas y originales), o las perchas (renunciaremos a los de plástico para innovar con formas de lo más llamativas).

Da una oportunidad a los palets

No se trata de amueblar toda la casa a base de ellos, pero en determinadas salas o en exteriores pueden hacernos un uso increíble con preciosos resultados. Podrás hacer un juego de mesa y sillas de jardín, un sofá con un colchón y cojines para ver la tele o, si eres un/a manitas, hasta una gran estantería para guardar tus libros.

Guía para amueblar un piso con poco presupuesto

Piensa en soluciones ahorradoras de espacio

A la hora de decorar hay que tener en cuenta que tenemos que pensar también en la utilidad que nos darán. Aprender algunos trucos para ayudar a ahorrar espacio con gusto resulta imprescindible en esta labor, especialmente si a nuestra casa no le sobran los metros cuadrados. Por ejemplo, podemos comprar dos cubos entelados que, además de ser asientos adicionales o reposa-pies, permitan guardar la ropa de invierno. Busca para ellos un espacio debajo de una mesas y estarás adornando tu casa mientras le das un valor adicional.

Guía para amueblar un piso con poco presupuesto

Prueba con nuevos materiales

Es posible encontrar grandes gangas en materiales como el bambú, el mimbre o el aluminio Además, combinar distintos materiales hará a tus ambientes mucho más ricos decorativamente hablando y mucho menos convencionales.