Guía para combinar colores en la decoración

Saber cómo combinar los colores en el interior de una vivienda es una de las claves más importantes para que el resultado final esté impregnado de estilo y buen gusto. Si te estás planteando decorar alguna habitación de tu casa, o tu vivienda al completo, y no sabes muy bien cómo elegir los colores en paredes, muebles, textiles y complementos, con esta guía sabrás cómo hacerlo.

A la hora de escoge el color o conjunto de colores perfecto para nuestra vivienda tendremos que tener en cuenta una serie de variables de gran importancia:

Luminosidad

La luz que entra en esta pieza o habitación en particular. Si es muy luminosa, podemos introducir colores más oscuros, mientras si no lo es, nos decantaremos por tonos claros para sumarle amplitud y luminosidad.

Guía para combinar colores en la decoración

Tamaño de la pieza

Sigue el principio anterior; si es muy pequeña, mejor colores cercanos al blanco, o tonos pasteles.

Guía para combinar colores en la decoración

Psicología del color

Los colores afectan en nuestro estado de ánimo. Por eso, en espacios destinados al descanso, como clínicas y hospitales, los espacios suelen ser blancos, o estar pintados en colores fríos, como el verde y el azul, que nos proporcionan tranquilidad. A grandes rasgos, esto es lo que nos sugieren los colores más básicos:

– Azul: Calma, frescura. Ideal para dormitorios. Combinado con blanco, ayudarás a quitarle frialdad.

Guía para combinar colores en la decoración

– Negro: Elegancia, conviene no abusar de él porque hace las estancias parecer más pequeñas, pero quedará muy bien en salones o cuartos de estudio. Si no te gusta para paredes, puede ser una buena opción en muebles, textiles o detalles.

– Amarillo: Sugiere alegría, riqueza, felicidad. Para salones o dormitorios infantiles, al igual que el naranja. Crea un ambiente íntimo y acogedor.

– Blanco: Pureza, inocencia. Es también recomendado para dormitorios. Es el color más sencillo de combinar.

Guía para combinar colores en la decoración

– Rojo: Energía, pasión. Para cuartos de baño o habitaciones muy amplias no destinadas al descanso, sino al entretenimiento, como los salones. El rojo estimula los sentidos.

– Morado: Prestigio, calma, por eso se usa a menudo para decorar negocios. Queda también muy bien en dormitorios, pero es preferible elegir tonos más claros, como malva, lavanda y lila.

Guía para combinar colores en la decoración

– Verde. Es un color muy importante en la psicología del color. También da calma como el azul, pero además proporciona equilibrio y favorece la concentración, por lo que en habitaciones donde se estudie o trabaje será muy buena opción.

Guía para combinar colores en la decoración

Preferencias personales

Junto a todo lo anterior, hay que tener en cuenta las combinaciones en la paleta de colores y nuestro gusto personal.

Una vez que tengamos claro qué colores nos gustan y de cuáles tenemos que prescindir por las características de nuestra pieza, podemos hacer decenas de combinaciones que sacarán el mayor partido a la habitación y nos harán sentir mejor en ella.

Guía para combinar colores en la decoración

La correcta elección

Una habitación no tiene que ser solo de un tono o color, sino que podemos buscar una armonía con los muebles, textiles, e incluso complementos que la pueblen. Puedes elegir un tono base, que dominará la estancia, presente, por ejemplo, en el color de las paredes o en la mayoría de los muebles. Este color base debemos elegirlo muy bien para que no dé a la habitación un efecto no deseado. Con el segundo color, daremos pinceladas de detalle e, incluso, bien combinado, podremos escoger un tercer color para complementar la estancia. Combinar colores tiene sus reglas. Te recomendamos mirar una paleta de colores para que localices los colores primarios (rojo, amarillo y azul) y los secundarios (naranja, verde y violeta). Por supuesto, estos colores vienen en decenas de tonos. Si te interesa experimentar con el color y quieres acertar en la decoración, te recomendamos adquirir un círculo cromático y reflexionar bien sobre el color que prefieres.

Guía para combinar colores en la decoración

La combinación monocromática

La combinación más sencilla, con muy buenos resultados, es la combinación monocromática. Esto es, escoger un solo color y acompañarlo del mismo color con más o menos cantidad de blanco (Es decir, más o menos oscuro). Por ejemplo, el mismo verde, rosas, marrones… Todo con tonalidades e intensidades diferente. También puede hacerse con un mismo color en sus diferentes formas, como puede ser una combinación del azul cielo con el azul marino.

Guía para combinar colores en la decoración

Combinación análoga

No se escogen en este caso los mismos colores, pero sí colores cercanos en la paleta, que no contrasten demasiado. Como puede ser un amarillo, amarillo lima limón y amarillo anaranjado.

Guía para combinar colores en la decoración

Combinación de complementarios

Echa un vistazo a la foto de la paleta de colores que hemos insertado en líneas anteriores y localiza los complementarios de cada color. Esto es, los que están justo al lado opuesto del círculo. Estas combinaciones juegan con los contrastes y se usan en salas donde se busque despertar el interés y darle vida a la pieza. Es contraste puro, pero guarda, a su vez, cierta armonía, por lo que tus habitaciones quedarán muy bien si escoges el complementario adecuado. Ejemplos son: el azul y el naranja, el verde y el rojo, el amarillo y morado…

Guía para combinar colores en la decoración

Guía para combinar colores en la decoración

Guía para combinar colores en la decoración

Combinación con colores que contrastan

Existen determinados colores, que son opuestos (como el negro y el blanco), pero su contraste anima las estancias y quedan muy bien, dándoles incluso un toque elegante. Otro ejemplo son negro y rojo, o gris y rojo. Los blancos, grises y negros son, generalmente, muy fáciles de combinar.

Guía para combinar colores en la decoración