Habilitar un altillo: consejos prácticos
¿Tu casa tiene alguna zona donde el techo sea especialmente alto? Puede tratarse de una cumbrera donde se unen las dos aguas del tejado, o tal vez de una habitación… Si es tu caso, estás de suerte: puedes utilizar ese espacio que normalmente queda desaprovechado para habilitar un práctico altillo. Si es grande, te servirá como habitación extra; y si es más pequeño, hará las veces de trastero.

Los altillos no solo son una buena forma de aumentar el espacio útil de las casas, sino que contribuyen a que los ambientes sean más cálidos. ¿Cómo lo hacen? Pues muy sencillo: como el calor tiende a subir, sirven de barrera para que permanezca en la parte baja de las estancias.

De obra o hecho por tí

Habilitar un altillo: consejos prácticos
Puedes hacer un altillo de muchas formas. La más fácil (y también más cara) es contratar a una empresa o a unos albañiles para que levanten los muros y lo construyan encima. Pero otra buena opción es hacerlo tú mismo con vigas de madera. En las grandes carpinterías y almacenes encontrarás escuadras especiales con forma de ángulo recto, que se fijan a la pared y permiten apoyar sobre ellas las vigas de soporte.

Pavimentos ligeros

En sentido transversal a las vigas, coloca un suelo de tablas machiembradas que puedes dejar tal cual o revestir con moqueta, solera seca, pavimento laminado, vinilo… Es importante que se trate de materiales ligeros. Por debajo puedes dejar la madera vista y aportar así a la casa un toque nórdico, o tal vez pintarla para dar claridad.

Escaleras y barandillas

Habilitar un altillo: consejos prácticos
En un altillo siempre conviene disponer de una toma eléctrica para poder conectar una lámpara, o tal vez de un aplique. Y por supuesto, algo que no puede faltar es una escalera y una barandilla. Si no tienes suficiente espacio, escoge un modelo telescópico o escamoteable, que suelen venir con trampilla y casetón aislante incorporados. Las escaleras de molinero, hechas de madera y muy estrechitas, también resultan prácticas. En cuanto a las barandillas, los modelos de metal con cables, tubos o vidrio resultan modernos y además dejan pasar la luz, permitiendo ver tu altillo desde la parte inferior de la casa.

Fotografías: Leroy Merlin.