Habitación Bob Esponja
Si hay un personaje simpático tanto para los más pequeños como para los adultos ese es el divertido Bob Esponja (lo sentimos Homer, un humor demasiado adulto…). Seguro que tu hijo es uno de los millones de fans que esta graciosísima esponja marina, así que toma nota y aprende cómo decorar la habitación de tus pequeños como el auténtico Fondo de Bikini, la ciudad submarina donde vive este mítico personaje y sus amigos.

Por supuesto, los colores principales del dormitorio deben ser los azules y amarillos combinados con muchos otros tonos vivos que puedan otorgarle el alegre aspecto que tiene el mundo Bikini.

Para ello lo mejor es que pintes las paredes en un color azul celeste que reproduzca el fondo del mar o un tono arenoso muy suave que represente la tierra. Sobre la pared no pueden faltar algunos stickers o vinilos de colores con burbujitas, estrellas marinas, medusas y cualquier otro elemento típico del mar para que Bob Esponja y sus amigos (Patricio Estrella, Calamardo Tentáculos, Arenita Mejilla, Don Cangrejo…), que por supuesto también tendrán sus pegatinas, puedan vivir sus divertidas aventuras.

Habitación Bob Esponja
Seguro que si son grandes fans de la serie a tus hijos les encantará tener la habitación repleta de complementos que le diviertan a la hora de realizar cualquier tipo de actividad, ya sea hacer los deberes o irse a acostar.

Precisamente para que tengan dulces y alegres sueños no puedes prescindir de la ropa de cama y de hogar de la serie. Hay en el mercado muchísimas marcas textiles que han lanzado distintos modelos de edredones, colchas, sábanas y cortinas de Bob Esponja disponibles en prácticamente cualquier gran establecimiento como Leroy Merlín, sin ir más lejos.

Otros complementos pueden ser los relojes, despertadores, lamparillas, peluches o alfombras, y es que encontrarás a este personajillo en prácticamente cualquier artículo que puedas imaginar.