Habitación de casa de muñecas para niñas
Para muchas de nosotras, nuestra infancia transcurrió en un dormitorio básico, donde una cama, una mesilla de noche, y una silla, conformaban toda la decoración. Algún día podías sentirte especial, casi “como una princesa”, si tenías la oportunidad de dormir en unas bonitas sábanas rosas floreadas. Entonces, llegaban los Reyes Magos, o el día de tu cumpleaños, y te traían la habitación de la Nancy, cargada de complementos mágicos que te hacían soñar.

Ese sueño es hoy una realidad gracias a todos los avances que existen en el mundo de la decoración de interiores, de los que ya te hablé en el post habitaciones infantiles temáticas, y gracias a los cuales tienes la posibilidad de hacer que tus peques disfruten al cien por cien de sus fantasías, y que tengan un espacio que ya no está dedicado única y exclusivamente al estudio y al descanso.

Una habitación como la que hoy te muestro en esta fotografía, forma parte del juego, ya que las niñas, de pequeñas, son tan proclives a soñar con que son la princesa protagonista de los más bellos cuentos. Una habitación con un diseño de muebles espectacular, que imitan perfectamente a aquéllos que un día sólo veíamos en las casas de muñecas, y que hoy están a tu alcance para cubrir todas las necesidades funcionales y estéticas que esperas de ellos.

Con el rosa chicle como color protagonista de toda la estancia, los juegos de luz en blanco y el espejo exterior del armario no harán más que resaltar ese colorido que tanto gusta a las más pequeñas. Una habitación de ensueño, donde podrá estudiar en su mesa de ordenador tan femenina y coqueta, donde podrá bailar sus coreografías favoritas delante de su espejo, y donde podrá dormir en su cama de terciopelo y levantarse cada mañana como si aún estuviera en un sueño.